Las patronales territoriales de la hostelería catalana se han unido para pedir al Departament d'Empresa i Coneixement que se levante el confinamiento perimetral de fin de semana para salvar el puente de la Purísima. El documento de trabajo de los gremios concentra las propuestas que los restauradores han hecho desde la apertura de los negocios a principios de la semana pasada.

Así, exige que se adelante a este viernes la fase dos y se permita más movilidad geográfica con urgencia antes del 7 de diciembre, fecha en que el Govern permitirá los desplazamientos entre municipios.

Otra de las peticiones del texto es poder ampliar el horario de apertura de los establecimientos hasta la medianoche a partir del 4 de diciembre y que se permita el servicio en las barras, siempre que se puedan mantener la distancia. En más, los restauradores piden que se elimine la distancia de un metro entre personas que comen en la misma mesa y que se permita que ampliar el número de comensales a 10.

Restricciones actuales

Los bares y restaurantes pudieron volver a abrir a principios de la semana pasada, después de más de un mes forzados a cerrar. El sector denuncia que está en una situación precaria y que las medidas actuales hacen los negocios inviables. Por esta razón, pide al Govern que flexibilice las restricciones actuales.

Recordamos que las medidas actuales en bares y restaurantes son las siguientes:

  • El consumo siempre se tiene que realizar en la mesa, nunca en la barra ni, en general, de pie.
  • Grupos de clientes de como máximo 4 personas, con la excepción de personas convivientes en el mismo domicilio.
  • Distancia mínima de dos metros entre comensales de mesas diferentes.
  • Distancia de un metro entre personas de una misma mesa, excepto si son convivientes.
  •  A fin de que las terrazas puedan tener la consideración de espacio al aire libre se requiere siempre que haya al menos dos lados libres sin cierre, especialmente si hay un techo o cierre superior. En el caso de contraventanas, cierres laterales o similares en más de dos lados, la terraza no podrá tener la consideración de espacio al aire libre y por lo tanto le serán de aplicación las limitaciones y condicionantes de los espacios cerrados o interiores (aforo más reducido y prohibición de fumar, por ejemplo).
  • En los espacios interiores es de aplicación la limitación de aforo, que actualmente es del 30%. Este valor puede ir evolucionando a lo largo de los diferentes niveles del plan de desescalada.
  • Además, en los espacios interiores y cerrados, la apertura está condicionada a garantizar una buena ventilación para evitar los contagios. Se tiene que mantener la ventilación durante todo el periodo de apertura al público del establecimiento o local. La ventilación puede ser natural, mediante ventanas y puertas, o con sistemas de ventilación mecánica.
  • Los elementos de ventilación no sustituyen las otras medidas preventivas de obligado cumplimiento: el mantenimiento de la distancia de seguridad entre personas, el uso de mascarillas y la limpieza y desinfección de las manos y las superficies y objetos.

Más controles policiales

Mossos d'Esquadra y Policías Locales han reforzado durante esta semana los controles del cumplimiento de las medidas contra la Covid-19 en los establecimientos por orden del Procicat. Según fuentes de Interior, esta actualización se realizó con participación de la Direcció General de Comerç, que ha comunicado la actualización del plan al Gremi de Restauració.

Con todo eso, los propietarios de los establecimientos piden a los clientes aplicar las medidas diligentemente para evitar penalizaciones.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat