Ya hace unos días que nos estamos acostumbrando a llevar mascarillas para prevenir la propagación y el contagio por el coronavirus. A pesar de todo, para algunos el uso de la mascarilla tiene algún efecto secundario, como la aparición de pequeños granitos o lo que los dermatólogos llaman acné.

"Estamos detectando brotes de acné, especialmente un tipo denominado dermatitis peribucal, que aparece en torno a la boca y en áreas próximas a la nariz," explicaba el dermatólogo y profesor Seemal Desai, en la CNN.

Los brotes aparecen después de llevar durante un tiempo prolongado las mascarillas y ya se ha empezado a viralizar la etiqueta "maskne" en las redes sociales para comentarlo.

"Creemos que el uso de las mascarillas combinado con el estrés de la pandemia provoca un ambiente más húmedo para la proliferación de bacterias", detallaba Desai. Eso "provoca un colapso de la piel y la inflamación en algunos casos".

Según explica, el personal sanitario y otros colectivos que también habrían estado a primera línea durante la crisis del coronavirus serían los más afectados. En este sentido, un estudio publicado en el Journal of the American Academy of Dermatology, que explica que el 97% de los trabajadores de Hubei sufrieron problemas dermatológicos como consecuencia de las medidas de protección. Con la nueva normalidad, sin embargo, esta problemática afecta también a otros sectores.

Consejos para evitarlo

Desde el portal The Lookout, recomiendan no utilizar mucho maquillaje con el uso de las mascarillas. El maquillaje hace que haya más humedad y también tapa los poros de la piel. Y como consecuencia, se forman granitos.

Otro de los consejos que dan es cambiar a menudo de mascarilla. Los aceites de piel y la pequeña suciedad que podamos acumular se traspasan en el tejido de la mascarilla. Por este motivo, hay que cambiarla a menudo.

Además, también es recomendable lavarse las manos y evitar tocarse la mascarilla. Cuando no hay nadie a nuestro alrededor, y por lo tanto las distancias de seguridad se mantienen porque estamos solos, podemos quitarnos la mascarilla para dejar transpirar la piel. En este sentido, si es posible, lavarnos la cara. El mismo portal, aconseja utilizar una crema hidratante no comedogénica, es decir, que no provoca imperfecciones como los puntos negros.

Mascarilla y maquillaje

¿Las mascarillas tendrán algún impacto en los cosméticos? Parece que sí. "El uso de las mascarillas faciales tendrá un impacto significativo en el uso de la barra de labios", explicaba la directora de belleza y cuidado personal de Mintel, Roshina Khanom, en el diario británico The Independent. "El maquillaje de ojos podría experimentar un repunte cuando se busquen otras áreas para expresarse".

Hay que tener en cuenta que con la mascarilla se nos ve sólo media cara. El calor del verano podría no ser tampoco un gran aliado en este sentido. Por lo tanto, las personas que opten por maquillarse se tendrán que fijar más en la resistencia o permanencia del maquillaje.

De esta manera, las empresas buscarán llamar la atención sobre las partes visibles de la cara, como por ejemplo, ojos o cejas. Mientras que otros elementos como los labios no serán tan prioritarios.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat