La investigación sobre el director de La Razón, Francisco Marhuenda, por supuestas coacciones a la presidenta de MadridCristina Cifuentes, para evitar que denunciara la presunta corrupción en el Canal de Isabel II reside en una veintena de pinchazos en el teléfono del directivo del Canal de Isabel II Edmundo Rodríguez Sobrino.

Rodríguez Sobrino recibía llamadas del director del diario, Francisco Marhuenda, donde le reconocía que estaban presionando a la presidenta de la Comunidad de Madrid para que no denunciara las irregularidades cuando llegó al gobierno autonómico en junio de 2015.

En estas llamadas, según adelanta El Confidencial, Marhuenda se refiere a Cifuentes tildándola de "zorra", y también utiliza la misma palabra y el término "puta" para referirse a a la directora de Comunicación de la presidenta madrileña, Marisa González: "Me ha llamado la zorra de la Marisa [la jefa de gabinete de Cifuentes] por la leche que le hemos dado hoy. Le ha hecho mucha pupa. Marisa quiere saber si es una campaña. Evidentemente he dicho que no, no hay que reconocerlo, no es tonta. Le dije: 'hombre, si hacéis las cosas mal, pues nosotros...'. Mañana le damos otro viaje a Cifu", se podía oir en una de las conversaciones intervenidas.

En otras conversaciones, el presidente de La Razón, Mauricio Casals muestra su apoyo a Rodríguez Sobrino asegurándole que ha hablado con Marhuenda para recordarle que su continuidad como director del diario depende de las presiones que sea capaz de ejercer sobre Cifuentes. De hecho, en las conversaciones también aparece la amenaza en Cifuentes de publicar informaciones falsas en caso de que siguiera insistiendo en denunciar las operaciones turbias en Canal de Isabel II.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat