Una misteriosa, y generosa, donación a buen seguro que aliviará, y mucho, la agónica situación económica que sufría Enric Pons, un histórico dibujante y guionista de la editorial Bruguera que lleva meses en riesgo de desahucio. Pons ha recibido una donación anónima de 10.000 euros desde Madrid. Con este dinero, el histórico dibujante podrá asumir con mucha más tranquilidad un alquiler que lo dejaba con sólo 60 euros disponibles para sobrevivir en todo un mes.

De este dinero, sin embargo, Pons sólo se quedará la mitad, 5.000 euros, ya que el resto irán destinados a los okupas de la Casa de Cádiz, entidad con el cual lleva colaborando desde hace unas semanas después de que los okupas tuvieran constancia de la difícil situación que atravesaba al dibujante.

Asimismo ha informado a través de su Twitter el activista Lagarder Danciu, una de las caras visibles del proyecto que se encarga de alojar sensesostre de Barcelona en la sede gaditana.

"Increíble su gesto solidario con las personas que como él sufren diariamente la amenaza de desahucio", ha agradecido Danciu. "Enric sabe mejor que nadie que la calle es muy violenta y desea que no haya gente durmiendo en las calles de Barcelona", ha añadido.

La Casa de Cádiz también ha querido agradecer la donación hecha por Enric Pons a través de un tuit: "Las personas sin hogar de Barcelona estamos muy conmovidas con el gesto solidario de Enric. El que menos tiene más aporta".

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat