El autobús de la asociación Hazte Oír ha abandonado la ciudad de Barcelona pasadas las cuatro de la tarde, según han confirmado fuentes municipales y de los Mossos d'Esquadra. El vehículo había llegado este lunes a la capital catalana, donde un grupo de personas lo ha parado en la Diagonal con Maria Cristina y le han lanzado pintura y las entidades Arran y Endavant han hecho un llamamiento a impedir su circulación. Por su parte, la fiscalía había presentado una denuncia contra los responsables de Hazte Oír pidiendo que se inmovilizara el autobús al considerar que es una propaganda "que ataca la dignidad, los derechos y la libertad de las mujeres", mientras que el Ayuntamiento de Barcelona ha sancionado a los responsables de la entidad.

El consistorio se ampara en la ley de publicidad de Catalunya o en la ordenanza municipal de civismo. En concreto, apela al capítulo primero, que regula los atentados contra la dignidad de las personas. En este caso concreto, la sanción puede llegar a los 1.500 euros.

El vehículo exhibe una imagen de Hitler y lemas como "No es violencia de género, es violencia doméstica. Las leyes de género discriminan al hombre" y tiene la intención de recorrer varias ciudades del Estado.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.

Suscríbete a ElNacional.cat