El Ayuntamiento de Ciutadella ha realizado un llamamiento a la responsabilidad, tras las aglomeraciones de cientos de personas celebrando las fiestas de Sant Joan ocurridas este martes, a pesar de que fueron canceladas por la institución a causa de la crisis sanitaria, precisamente para evitar el gentío.

En un comunicado de urgencia, el consistorio ha pedido por la tarde que se cumplan las normas de higiene y el uso obligatorio de la mascarilla en la vía pública y en los espacios cerrados siempre que la distancia interpersonal sea menor a metro y medio.

El Ayuntamiento ha recordado el "sufrimiento de muchas personas durante la pandemia, han sido meses muy duros. Hagámoslo bien y disfrutemos del sentimiento con sensatez".

Por otro lado, la Policía Local se ha desplegado por el centro de Ciutadella para controlar las concentraciones. Según han confirmado fuentes policiales a Efe, quienes se reúnen son un grupo de 200 personas "radicales" de las fiestas de Sant Joan, que tienen previsto hacer actos simbólicos en los escenarios tradicionales.

Sobre las 14.00 horas, varios centenares de personas han protagonizado una aglomeración delante de la casa del Caixer Senyor, que este martes a esa hora debía acoger el primer "toc de fabiol", uno de los momentos cumbre de las tradicionales fiestas ecuestres de Sant Joan, suspendidas por el Ayuntamiento de la localidad por la crisis sanitaria causada por el coronavirus.

La concentración ha tenido lugar de manera espontánea, entre vítores y cánticos de los asistentes, la mayoría de ellos jóvenes. Muchos de los presentes no llevaban mascarilla.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat