La tos sirve para poder eliminar del cuerpo sustancias irritantes e infecciones, pero, si es persistente acaba resultando molesta. No todas las toses piden el mismo tratamiento, sino que este depende del motivo que la provoca. Entre las causas posibles de tos están las alergias, las infecciones y el reflujo ácido. La buena noticia es que algunos remedios naturales pueden ayudar a aliviar la tos y a continuación vamos a ver los más indicados.

El jengibre

Recomendado para aliviar la tos seca o asmática, ya que tiene propiedades antiinflamatorias. También puede aliviar las náuseas y el dolor. Relaja las membranas de las vías respiratorias, lo que provoca que se reduzca la tos.

Prepara un té de jengibre relajante agregando 30 gramos de rodajas de jengibre fresco a una taza de agua caliente. Dejalo reposar unos minutos antes de beber. Añade miel o zumo de limón para mejorar el sabor y calmar aún más la tos.

Jengibre

Gárgaras de agua salada

Es uno de los remedios más efectivos para tratar el dolor de garganta y la tos húmeda. El agua salada reduce la flema y el moco en la parte posterior de la garganta, lo que puede disminuir la necesidad de toser.

Mezcla media cucharadita de sal en una taza de agua tibia hasta que se disuelva. Deja que la solución se enfríe un poco antes de usarla. Después, toma la mezcla y deja que repose en la parte posterior de la garganta por unos momentos antes de escupirla. Haz gárgaras varias veces al día hasta que mejore la tos.

El té de miel

Según algunas investigaciones, la miel puede aliviar la tos. Un estudio sobre tratamientos para la tos nocturna en los niños reveló que la miel es el remedio que proporciona un alivio más significativo, por delante de un medicamento como el dextrometorfano.

La mejor solución con base de miel para tratar la tos se consigue mezclando 2 cucharaditas con agua tibia o un té de hierbas. Se recomienda tomar esta mezcla una o dos veces al día.

La raíz de malvavisco

Es una hierba que tiene una larga tradición como tratamiento para la tos y el dolor de garganta. La hierba puede aliviar la irritación resultante de la tos debido a su alto contenido de mucílago. El mucílago es una sustancia espesa y pegajosa que recubre la garganta.

La raíz de malvavisco también está disponible como hierba seca o como té en bolsas. Añade agua caliente a cualquiera de ellos y luego bébelo o deja que se enfríe primero. Cuanto más se sumerja la raíz de malvavisco en el agua, más mucílago habrá en la bebida.

El tomillo

Conocido por sus usos tanto culinarios como medicinales, es un remedio común para la tos, el dolor de garganta, la bronquitis y los problemas digestivos.

Lo más sencillo es buscar un jarabe para la tos que contenga esta hierba. Si no, puedes preparar té de tomillo agregando 2 cucharaditas de tomillo seco a una taza de agua caliente. Espera durante 10 minutos antes de colar la infusión y beberla.

Tomillo

Los probióticos

No alivian directamente la tos, pero pueden estimular el sistema inmunológico al equilibrar las bacterias en el intestino. Un sistema inmunitario sano puede ayudar a combatir infecciones o alérgenos que pueden estar causando la tos.

Algunos alimentos ricos en probióticos son la sopa de miso, el yogur natural o el chucrut. Sin embargo, la cantidad y diversidad de unidades probióticas en los alimentos puede variar mucho. Por eso puede ser bueno combinar la toma de suplementos probióticos con alimentos ricos en los mismos.

 

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat