El Parlamento portugués ha aprobado este viernes volver al estado de emergencia, el nivel de alerta máximo en el país, a partir del próximo lunes y durante 15 días. La medida para intentar frenar la segunda ola del coronavirus será más limitada que la aplicada en primavera y busca dar cobertura jurídica al Gobierno para imponer más restricciones.

Este estado de emergencia fue propuesto por el presidente de Portugal, Marcelo Rebelo de Sousa, a petición del primer ministro, António Costa. Esta vez, la emergencia no permitirá un confinamiento y paralización total, pero sí se podrán "imponer restricciones a la circulación en ciertos lugares en períodos determinados, en particular en los municipios de mayor riesgo", así como utilizar medios sanitarios de los sectores privado, social y cooperativo, "con la debida compensación", según Presidencia.

Prolongar el estado de emergencia hasta el fin de la pandemia 

El estado de emergencia estará en vigor hasta el 23 de noviembre, aunque el primer ministro consideró hoy que sería "conveniente" que la declaración se alargue hasta el fin de la pandemia. En primavera, el Parlamento aprobó hasta tres veces esta medida, ya que la declaración debe ser renovada cada 15 días.

portugal coronavirus EFE

Portugal ha registrado 5.550 casos en las últimas 24 horas. / Efe

El jefe del Estado se dirigirá esta noche al país para declarar formalmente la emergencia, en un día en el que Portugal ha batido el récord de contagios diarios de coronavirus. En las últimas 24 horas fueron notificados 5.550 casos y 52 muertes, la segunda cifra más alta de decesos diarios.

La segunda ola de Covid-19 en Portugal

Portugal batió hoy su récord de contagios diarios con 5.550 infecciones en las últimas veinticuatro horas, en las que se registraron 52 fallecidos, mientras que el número de hospitalizados y en cuidados intensivos también marcó máximos de toda la pandemia. Según la Dirección General de Salud (DGS), se notificaron 5.550 positivos en el último día, con lo que se supera el récord anterior (4.656 casos el pasado viernes). En las últimas veinticuatro horas fallecieron 52 personas con coronavirus, el segundo valor diario más alto (ayer se notificaron 59 decesos).

En total, 166.900 personas han dado positivo y 2.792 han fallecido desde marzo en Portugal, donde se mantiene la presión en los hospitales, con un nuevo máximo de ingresados registrado este viernes. Para frenar el avance del virus, desde el miércoles están en confinamiento parcial 121 municipios, que aglutinan al 70 % de su población e incluyen a Lisboa y Oporto, aunque las escuelas, el comercio, la hostelería e incluso los centros culturales permanecen abiertos.

 

Imagen principal: El presidente del gobierno portugués, António Costa. / Efe

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat