Si has pasado el coronavirus, es posible que hayas perdido el gusto y el olfato. ¿Sin embargo, por qué pasa? La Covid no ataca las neuronas del sistema olfativo, pero sí que destruye algas células que son las permiten captar los olores. El jefe del servicio de Oto-rino-laringología del Hospital del Mar, Jacinto Garcia, cree que la mitad de personas que han pasado el virus han tenido anosmia, es decir, han perdido el olfato. Y un 70% lo recuperan, aunque tarden un mínimo de tres semanas.

"El olfato es el sentido más primitivo y estructuralmente es muy básico. Las células epiteliales se conectan directamente con el cerebro. El virus destruye estas células y no el nervio", ha explicado el doctor en una entrevista en el portal 324. A pesar de todo, el olfato tiene menos complejidad que otros sentidos. Ahora bien, eso hace que la conexión sea mucho más directa. La destrucción de las células epiteliales corta la conexión con el cerebro, menciona el artículo.

Pero no todo es negativo. El hecho de que no haya daños neuronales, aumenta las probabilidades de recuperación. Pero el coronavirus no es el único que puede dejarnos sin esta capacidad. Existe también, por ejemplo, en la congestión nasal de un resfriado.

Como entrenar el olfato

Caminar por la calle o cocinar sin sentir ningún olor puede parecer extraño. Si la recuperación tarda, hay alternativas. El mismo artículo sugiere la posibilidad de entrenar las fibras útiles que queden para que adopten otras funciones y suplan las destruidas.

Sin embargo, los expertos alertan de sufrir parosmia, que consiste en identificar olores de manera equivocada e incluso, algunos olores agradables pueden ser desagradables después. ¿Sin embargo, por qué pasa? Al reponerse las conexiones neuronales, el nervio se conecta con el bulbo olfatorio del cerebro, pero en alguna parte que no es la correcta. Aunque parece algo grave, los expertos comentan que desaparece por sí sola con el tiempo.

hielo|gel unsplash

Helado / Unsplash

 

¿Y el gusto?

"Con el sentido del gusto solo podemos distinguir si una comida está dulce, salada, ácida o amarga. Sin embargo, cuando lo identificamos, cuando distinguimos, por ejemplo, el chocolate de la vainilla, es por el sentido del olfato", ha detallado Garcia. Por lo tanto, podría ser 'relativamente normal' que después de haber superado el coronavirus los alimentos tengan solo estas cuatro opciones mucho más acentuadas.

 

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat