El tiempo máximo de incubación del coronavirus se ha fijado en diez días, aunque, en la mayoría de los casos, los síntomas aparecen entre dos y siete días después de la exposición. Habitualmente son diez días de cuarentena, y si los síntomas desaparecen, poco a poco, se puede ir volviendo a la normalidad. Pero hay algunas excepciones. "Durante dos meses he ido dando positivo, con carga viral baja, pero han sido cuatro PCR con resultado positivo", explica la educadora Montse Dosil.

Ahora bien, obtener la primera PCR y su resultado tampoco fue fácil. Dosil empezó a tener afonía y dolor de cabeza durante un viaje con la familia. Al volver, el médico le recetó antibióticos porque a los primeros síntomas se le añadió la sinusitis. Aunque tampoco mejoraba. Fue entonces cuando le hicieron la primera prueba PCR, que dio positivo. Nadie de la familia se contagió. Y empezó otro periplo, el del aislamiento. "Tuve todos los síntomas en diferentes etapas, dolor de cabeza, afonía, ni gusto, ni olfato, caída de pelo, unos días fiebre y otros no –Dosil acostumbra a estar alrededor de los 35 grados, por lo tanto, unos 37,2 para ella ya es fiebre–, en general, todo muy alterado", detalla en conversación con ElNacional.cat. Dosil explica que cualquier esfuerzo era importante. "Nada más hablar ya te ahogas".

coronavirus efe test|tiesto

Muestras de test de coronavirus / Efe

"Las veces que hablaba con el CAP me decían que me tomase paracetamol y un jarabe para la tos" y comenta que "del CAP puedes tener una llamada a la semana o dos". "Te sientes como si fueras un número" y resalta cierta sensación de dejadez al haberlo pasado desde casa.

Ahora, sin embargo, expone que tras haber superado una bronquitis, le ha quedado como secuela una baja capacidad pulmonar y recuerda que llamó al 061 en un momento que se ahogaba y le dijeron que era ansiedad. Una vez superada la Covid, Dosil pidió una analítica para revisión. "Insistí porque ellos no me iban a pedir nada". Durante los dos meses de cuarentena también detectó que le dolía la pierna. "Hablé con un fisioterapeuta y me recetó una crema, pero no mejoraba". Buscando encontró que podría hacer una trombosis. "Casi no tenía pulso en la ingle". Precisamente por eso, insistió en pedir una analítica especial para mirar la densidad de la sangre, entre otras cosas, para comprobar su estado de salud después de pasar el virus.

Los ánimos después de sesenta días de cuarentena

"Tienes las emociones muy alteradas, no sé por qué, pero es así. Miras revistas, intentas hablar con gente, haces videollamadas con la familia que está en el comedor de casa...", remarca. "Hay días que estás un poco asustada porque no sabes cómo te levantarás el día siguiente".

Sin embargo, considera que de ánimos está bien: "estoy y soy positiva". Pero cuesta. Aunque se pone pequeños retos diarios, no es fácil recuperar el nivel inicial. Paseos breves que antes hacía con los ojos cerrados, parecen ahora una verdadera excursión. "Con lo poco que hago, me ahogo"

A pesar de notar algunas mejoras, todavía arrastra fatiga, dificultad respiratoria y problemas en el corazón. 

 

Imagen principal: tests rápidos de antígenos / Efe

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat