Mongolia es el país de los recuerdos en relación con el coronavirus. A principios de este 2021 todavía no se había registrado ningún muerto por el virus en el país. Ahora, sin embargo, ya se han registrado 268. Sin embargo, su respuesta temprana y centralizada ha estado muy efectiva. Y asimismo lo resaltó la misma delegación de la Organización Mundial de la Salud (OMS) en Mongolia en conversación con ElNacional.cat. El mundo está inmerso en una campaña de vacunación y Mongolia no es una excepción. El país ha aprovechado al máximo la diplomacia de las vacunas y ha recibido, no solo de China y Rusia, sino también de la India y Covax –que busca garantizar dosis de vacuna contra el coronavirus de manera justa a los países más pobres.

Mongolia consiguió esquivar la pandemia y durante 10 meses no tuvo transmisión local. Durante la primavera ha habido, sin embargo, un aumento preocupante. La respuesta del gobierno se ha centrado en vacunar en la población, a pesar de la opinión dividida de los mongoles en relación con las vacunas. Según el Ministerio de Relaciones Exteriores y recopilación la publicación The Diplomat, Mongolia ha recibido unas 2.600.540 vacunas a través de Covax, de las marcas AstraZeneca y Pfizer. Además, también han comprado las vacunas de Sputnik V a Rusia y Sinopharm en China.

Según los datos de Our World in Data, Mongolia tiene un 31,3% de la población vacunada con dos dosis. Hay que recordar que el país tiene una población de 3,225 millones de habitantes. Y un 56,4% de la población ha recibido, como mínimo, una dosis. Israel, sin embargo, sigue liderando el ranking y tiene casi el 60% de la población totalmente vacunada (9,053 millones de habitantes).

Si se amplía un poco el prisma y comparamos datos con otros países, los Estados Unidos con 328,2 millones tiene un 39,7% de la población vacunada, mientras que el Reino Unido con 66,65 millones tiene el 35,4% de la población vacunada. España, por detrás de Mongolia, tiene el 31,3% de la población vacunada (46,94 millones de habitantes).

Mongolia ha recibido el apoyo tanto de Rusia como de China, pero los 'terceros vecinos' también han participado activamente en esta política de vacunación. La Embajada de los Estados Unidos en Mongolia informó hace unos días que la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID) habría puesto en marcha un programa de desarrollo por 369.077,85 euros –hay que tener en cuenta que un tugrik mongol equivale a 0,000287932 euros– para impulsar la respuesta del Gobierno de Mongolia con el coronavirus.

¿Qué hizo Mongolia cuando empezó el coronavirus?

Que Mongolia frenara el coronavirus dentro de sus fronteras tiene mucho que ver con su gestión. Por una parte, el uso de la mascarilla. Desde el momento en que China avisó de la circulación del virus, Ulán Bator hizo obligatorias las mascarillas, cuando en Europa, esta medida tardó meses a entrar en vigor. Mongolia empezó su preparación cuando todavía se sabía muy poco del virus. A partir del día 6 de enero del 2020, funcionarios del gobierno, de la salud, transporte, control de fronteras, inspección estatal, gestión de emergencias y comunicación trabajaron para contener la posible propagación de la enfermedad. Se estableció en el ámbito nacional un equipo multisectorial de gestión de incidentes formado por 21 funcionarios provenientes de ministerios, agencias, organizaciones internacionales y humanitarias para llevar a cabo acciones de respuesta rápida, detallaban desde la OMS.

Además, desde enero del 2020 se han cerrado escuelas y se han restringido viajes. El país también ha implementado una estrategia completa de detección precoz, detección intensiva de casos, rastreo de contactos, pruebas, aislamientos y cuarentenas.

 

 

Imagen principal: Mongolia / Flickr Javier Gallego

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat