Los gases son una parte normal del proceso de digestión. Padecerlos no tiene nada de extraordinario. De hecho, se producen durante los procesos digestivos varias veces al cabo del día. Pero sí que es cierto que, cuando se acumulan los gases en los intestinos y no pueden ser expulsados, es habitual comenzar a sentir dolores e incomodidad.

Los dolores producidos por gases, la hinchazón y la frecuencia de flatulencias pueden agravarse por cualquier cuestión que cause diarrea o estreñimiento. Los gases también puede ser causados por comer en exceso, tragar aire mientras se come o se bebe, mascar chicle o fumar, entre otros factores.

En todo caso, a menudo los gases suelen estar causados por lo que se come. Los alimentos se digieren principalmente en el intestino delgado y lo que queda sin digerir, se fermenta en el colon con bacterias, hongos y levaduras, como parte de la digestión. Este proceso produce metano e hidrógeno, dos gases que son expulsados ​​del cuerpo a modo de flatulencia.

Dolor estómagoMuchas personas consiguen reducir o hacer desaparecer las flatulencias simplemente cambiando los hábitos alimenticios. Los siguientes alimentos son algunos de los más comunes a la hora de provocar esos incómodos gases: los productos ricos en fibra, aquellos con alto contenido en grasa, los alimentos picantes, las bebidas con gas, las legumbres, la coliflor, el brócoli y las coles de Bruselas, las ciruelas, los lácteos que contienen lactosa y el ajo y la cebolla, entre otros.

Si a pesar de evitar alimentos como los citados anteriormente, todavía se siguen sufriendo los molestos gases, a continuación enumeramos una serie de productos que ayudan a deshacerse de los mismos y de los síntomas que los acompañan.

La menta

Los estudios han demostrado que la menta puede reducir los síntomas del síndrome del intestino irritable, incluido los gases. Aunque conviene consultar con el médico antes de consumir habitualmente menta porque esta puede interferir en la absorción de hierro y determinados medicamentos. Asimismo puede causar acidez estomacal en algunas personas.

Se recomienda consumir una taza de infusión de menta antes de cada comida para obtener los mejores resultados.

La manzanilla

La manzanilla también puede ayudar a reducir la indigestión, los gases atrapados y la hinchazón. Beber manzanilla antes de las comidas y antes de acostarse puede reducir los síntomas en algunas personas.

El carbón activado

El carbón activado es un tipo de medicamento de venta libre que ayuda a eliminar el gas atrapado en el colon. Se vende en tabletas y está indicado para tomar justo antes y una hora después de las comidas.

El vinagre de sidra de manzana

Se recomienda diluir una cucharada de vinagre de manzana en una bebida, como el agua o el té. Conviene ingerirlo justo antes de las comidas o hasta tres veces al día durante el tiempo que sea necesario para reducir los síntomas.

La actividad física

El ejercicio puede ayudar a liberar gases atrapados y dolor por gases. Intentar andar después de las comidas suele funcionar bastante bien. Si se tiene dolor por gases, saltar a la comba, correr o caminar pueden ayudar a expulsarlos.

Acidez (1)

Suplementos de lactasa

La lactosa es un azúcar presente en la leche y las personas con intolerancia a la lactosa no pueden digerir este azúcar. Por su parte, la lactasa es la enzima que el cuerpo usa para descomponer la lactosa. Los suplementos de lactasa se venden sin receta y pueden ayudar al cuerpo a digerir la lactosa.

El clavo

Es una especia utilizada en la cocina. El aceite de clavo puede ayudar a reducir la hinchazón y los gases al producir enzimas digestivas. Se recomienda añadir de dos a cinco gotas en un vaso de agua y beberlo después de las comidas.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat