La secretaria general de Educació, Núria Cuenca, se reafirma en todo lo que ya avanzó ayer en rueda de prensa: "No contrataremos profesionales sanitarios". Así lo ha asegurado en una entrevista a Ràdio 4 sobre la idea de que los alumnos de ESO tendrán que practicarse, ellos mismos, la prueba de PCR.

Esta iniciativa ha levantado, en menos de 24 horas, mucha polvareda entre el personal docente y sus sindicatos ya que serán los profesores los encargados de velar por un correcto uso y práctica de estas PCR en menores de edad.

Cuenca ha ido más allá y hace un símil: "Lo que estamos diciendo es que de lo que se trata es de guiar a los alumnos. Como otras actividades, eso (hacerse una autoprueba de PCR), también puede ser una actividad educativa". De hecho ha asegurado que los adolescentes son "responsables y tienen su propia confianza y autonomía para responsabilizarse y experimentar sobre lo que supone esta pandemia y cómo se realizan estas pruebas". Cuenca lo ha definido como "una experiencia vital" para los más jóvenes.

Una ayuda al principio

A pesar de todo, desde Educació se trabaja por un protocolo, para enviar tutoriales a los centros y "modular el cambio metodológico donde habrá un miembro de personal sanitario que los ayudará en este viaje". Este especialista puede venir de los Centros de Atención Primaria o incluso del colectivo de farmacéuticos y afirma que no se descarta "porque hay profesionales de este ámbito" dispuestos a trabajar conjuntamente. Este acompañamiento se haría las primeras semanas o todo el tiempo que haga falta".

Nuria Cuenca @educaciocatLa secretaria general de Educació, Núria Cuenca, en una rueda de prensa / Foto: @educaciocat

En estos últimos días, las juntas de directores y sindicatos continúan en conversaciones con el Departament d'Educació. En paralelo, la consellera de Salut, Alba Vergés, pide "calma y paciencia" y no precipitarse delante de los más críticos con la idea.

Hasta ahora, las PCR se han hecho a través de unidades móviles gestionadas por hospitales que movilizaban a cuatro profesionales para cada escuela. Eso ya no será así en la ESO. Cuenca concluye: "Entiendo que los profesionales docentes estén cansados porque es muy complejo, hemos tenido que adoptar muchas medidas organizativas que han tensionado, pero estamos hablando de que guíen a los jóvenes en este viaje".

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat