Las personas que sufren de deficiencia auditiva saben lo que aísla socialmente la pérdida de un sentido tan importante en el ser humano. Además, como se trata de un problema de salud que afecta sobre todo a las personas más mayores, es bastante habitual que esta no quieran utilizar audífonos para poder mejorar su sentido del oído.

Ahora, una nueva investigación ha revelado que el uso de audífonos puede retrasar el deterioro cognitivo en los adultos mayores y mejorar la función cerebral. El deterioro cognitivo está asociado con la pérdida auditiva, que afecta a aproximadamente el 32 por ciento de las personas de 55 años y a más del 70 por ciento de las personas mayores de 70 años. La pérdida de audición se ha identificado como un factor de riesgo modificable para la demencia.

Anciano

El estudio

 

Un equipo de investigadores de la Universidad de Melbourne, en Australia, ha probado el uso de audífonos en cerca de 100 adultos de 62 a 82 años con pérdida auditiva. Los participantes fueron evaluados antes y 18 meses después de tener los audífonos ajustados a su audición, función cognitiva, percepción del habla, calidad de vida, actividad física, soledad, estado de ánimo y salud médica.

Después de pasar ese año y medio de utilización de los audífonos, los investigadores encontraron que la percepción del habla, la pérdida auditiva autoinformada y la calidad de vida habían mejorado significativamente para los participantes en la investigación.

En concreto, el 97,3 por ciento de los voluntarios en el estudio mostraron una mejoría clínicamente significativa o estabilidad en la función ejecutiva: su capacidad mental para planificar, organizar información e iniciar tareas. Las mujeres, en particular, mostraron mejoras significativas en la memoria de trabajo, utilizada para el razonamiento y la toma de decisiones, así como la mayoría de las otras funciones cognitivas evaluadas.

El estudio también encontró que el uso más frecuente de audífonos se asociaba con mayores mejoras en la función cognitiva, y las mujeres son mucho más diligentes al usar los dispositivos que los hombres.

Audífono mano

Según los autores del estudio, la mejora en la función cognitiva es algo que generalmente no se ve en los adultos mayores. Y aunque existen tratamientos exitosos para la pérdida auditiva, actualmente no existe un tratamiento que funcione para el deterioro cognitivo o la demencia.

Por eso, los investigadores destacan que su trabajo es un paso positivo en la investigación del tratamiento de los audífonos para retrasar el deterioro cognitivo. Al mismo tiempo, se están realizando más investigaciones para comparar los resultados cognitivos de un tamaño de muestra mayor con los de un grupo de comparación de envejecimiento saludable de australianos mayores con audición típica para su edad, y se espera que con los resultados de los nuevos estudios, su aplicación sirva pronto de ayuda para quienes padecen estos problemas.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.

Suscríbete a ElNacional.cat