Coge un plato llano y divídelo en dos partes. En una de ellas, pon verduras y, en menor proporción, fruta. La parte que queda, vuelve a dividirla en dos. En la superior, escoge una proteína y toma como medida la palma de tu mano. Y en el cuarto restante, un hidrato de carbono que ocupe el tamaño de tu puño. De esta forma tan sencilla, acabas de descubrir la mejor forma de adelgazar y mantenerse saludable.

Se llama el Método del Plato y es, según la Escuela de Salud Pública de la Universidad de Harvard, el método definitivo para mantener una alimentación equilibrada y saludable y un peso ideal. Ha llegado para instalarse en la comunidad científica y ha sustituido a la famosa pirámide de la alimentación que enseñaban en todo el mundo en los años 80 y 90 y que, con los años, se ha demostrado que contenía una cantidad demasiado elevada de hidratos de carbono.

 

Método del PlatoEscuela de Salud Pública de Harvard

De una forma muy sencilla, este método explica cuál debe ser la proporción correcta de los diferentes nutrientes a la hora de preparar un plato. Y, además, vale para cualquier edad. Consiste en dividir en tres partes el plato. En la primera de ellas, que debe ocupar la mitad, se debe introducir las verduras y frutas, que deben ser siempre el eje de la alimentación. Hay que procurar que sean variadas y, por lo menos una vez al día, consumirse en crudo. En la segunda parte, que ocupa un cuarto del plato, se disponen las proteínas, preferentemente pescado, aves y nueces y, en menor medida, carnes rojas. La medida de referencia es la palma de la mano. Y, por último, los hidratos de carbono, que deben ocupar el cuarto de plato restante representando el tamaño de un puño: legumbres, cereales integrales, arroz, pasta integral y patatas.

Como Harvard recomienda hacer cinco comidas al día, ya sólo quedan el desayuno, un snack de media mañana y la merienda para completar la dieta. Para empezar el día, la recomendación es un lácteo (mejor si es en forma de yogur), una proteína, un hidrato de carbono (cereales o pan integral, por ejemplo) y una fruta. A media mañana y a media tarde un lácteo combinado con una fruta.

Las últimas recomendaciones son tomar aceite de oliva, alrededor de cuatro cucharadas al día, y dos litros de agua. Y el ejercicio físico: 150 minutos de ejercicio físico moderado a la semana o 75 de una actividad física vigorosa. Con estos consejos de los expertos de Harvard, alcanzar el peso ideal y mantenerlo es tarea fácil.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat