Bruselas ha abierto este miércoles un procedimiento de infracción contra España por no trasponer correctamente la legislación sobre euroórdenes. La Comisión Europea ve discriminatorio que las condiciones de entrega para los ciudadanos del Estado sean "más estrictas" que para los ciudadanos del resto de la UE.

"Eso es contrario a la regulación sobre euroórdenes", ha dicho hoy al portavoz de Justicia de la Comisión Europea, Christian Wigand. España tiene dos meses para responder a Bruselas y clarificar las medidas para cumplir la legislación europea.

En última instancia, la CE puede acabar llevando a España en los tribunales si no se hacen los cambios pertinentes.

Christian Wigand CE

Imagen: Comisión Europea

"La orden europea de detención prevé procedimientos de rendición judicial transfronterizos simplificados: si un juez o magistrado de cualquier estado miembro emite una orden de arresto y detención de un sospechoso que ha cometido un delito grave, esta orden es válida en todo el territorio de la UE. Para garantizar el correcto funcionamiento de la orden de detención europea, es fundamental que todos los estados miembros incorporen plena y correctamente todas las disposiciones de la decisión marco a su legislación nacional", apunta el escrito, destacando que España no lo hace.

Proceso de infracción contra Alemania

Por otra parte, también este miércoles, la CE ha abierto un proceso de infracción contra Alemana porque su Tribunal Constitucional desobedeció una sentencia de la justicia europea que avalaba la compra de deuda pública del Banco Central Europeo (BCE). En una sentencia en mayo del 2020, el Constitucional alemán declaró que las compras de deuda pública que el BCE inició en el 2015 eran parcialmente inconstitucionales aunque había una sentencia previa del Tribunal Europeo de Justicia de la Unión Europea (TJUE) que las avalaba. Es por este motivo que el ejecutivo comunitario inicia el expediente sancionador contra Alemana para "violar el principio de primacía del derecho de la Unión".

"La Comisión considera que la sentencia del Tribunal Constitucional de Alemania constituye un precedente grave, tanto para futuras prácticas del mismo tribunal como para los tribunales supremos y constitucionales de otros estados", apunta al ejecutivo europeo.

Aunque en una sentencia del 2018 el TJUE declaró que las compras de deuda pública iniciadas por el BCE en el 2015 no vulneraban el derecho comunitario y no excedían el mandato de la institución monetaria, el Tribunal Constitucional alemán desobedeció esta decisión y sentenció el año pasado que las compras eran desproporcionadas e iban más allá del mandato del BCE.

Imagen principal: Comisión Europea / Pixabay

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat