Pablo Iglesias ha sido la persona del espacio de Unidas Podemos que se ha significado más por Catalunya. Pero el tsunami Ayuso lo barrió ahora hace una semana de la vida política, y ahora hay nuevos interlocutores. Es el caso de la vicepresidenta Yolanda Díaz, que hoy ha mantenido una reunión con el portavoz de ERC Gabriel Rufián. La ministra de Trabajo ha hecho del diálogo su bandera y ha apostado por "reiniciar la legislatura" de la mano de la mayoría parlamentaria de la investidura. Lo mismo ha defendido al dirigente republicano. Tendrán más encuentros. En este se ha hablado de reformas legislativas y de la situación de los presos.

Desde la sede del Ministerio, donde ha tenido lugar la reunión, Gabriel Rufián, además de exhibir sintonía personal, ha explicado que se han tratado dos agendas diferentes. La primera, la agenda legislativa. Después de las elecciones de Madrid, ha valorado, "empieza una nueva legislatura". Su diagnóstico es que "la izquierda a la izquierda del PSOE ganó al PSOE", y que en La Moncloa se tiene que tomar nota. En este contexto, ha asegurado que esta es "una reunión más" y que continuarán, porque "pueden favorecer mucho la política en nuestro país y en el Estado español". Ha puesto como referencia la sustitución de la reforma laboral del PP.

La segunda agenda ha sido la del conflicto político catalán. El portavoz de ERC en el Congreso de los Diputados ha afirmado que "compartimos muchos diagnósticos e incluso soluciones". El principal consenso en este sentido, que "ya ha llegado el momento de tomar decisiones", de desbloquear medidas que están "paralizadas". Preguntado justamente sobre esta cuestión, ha querido hablar claro y sin ambages: hay que poner fin a la "situación de gente encarcelada de forma injusta y salvaje". Ha concluido que, "como demócratas, nos toca habla de esto".

Después de Rufián ha intervenido Yolanda Díaz, que ha confirmado la buena sintonía personal. En este sentido, ha hablado de un "viento de cambio" y ha sostenido que es "clave" que "Catalunya esté en el núcleo de trabajo" de España. "Queremos contar con los catalanes y las catalanas", ha dicho la vicepresidenta tercera del Gobierno. En este contexto, ha reivindicado que su política se basa en "el diálogo y la búsqueda de soluciones". También con respecto al conflicto político catalán, prometiendo "trabajar para normalizar nuestras relaciones". Y ha añadido: "Cualquier conflicto sólo se resuelve desde el el entendimiento mutuo, tejiendo y dialogando. Lo contrario es la antipolítica".

Con respecto a la reconstrucción de la mayoría de la investidura, la ministra de Trabajo ha indicado que "empieza una nueva etapa en que nos verán muchas veces juntos" y que trabajará para "tejer las formaciones que dieron apoyo a la investidura". Por eso mantendrá la interlocución constante con ERC y el resto de formaciones progresistas. Es el momento de "reiniciar la legislatura", ha concluido.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat