La formación ultraderechista Vox ha anunciado este miércoles que presentará un recurso de amparo al Tribunal Constitucional para que los senadores de ERC Adelina Escandell y Josep María Reniu no adquieran el estatus de representantes de esta cámara porque consideran que no es válida la forma que utilizaron para acatar la Constitución durante su toma de posesión.

Al detalle, estos representantes de Catalunya juraron la Carta Magna por "imperativo legal" y en catalán. A la pregunta de la presidenta del Senado, Pilar Llop, "Juráis o prometéis acatar la constitución", los dos republicanos utilizaron la misma fórmula para responder: "Por la libertad de las presas y los presos políticos; por el retorno de las personas exiliadas; mientras no llegamos a la constitución de la República catalana, por imperativo legal, sí, prometo".

Forma inválida

Desde el punto de vista de la formación de extrema derecha, esta fórmula no sirve porque, considera, que no acataron la Carta Magna. Con todo, Llop estimó este martes que su respuesta sí que cumplía los requisitos como para adquirir la condición de senadores. Cuando la presidenta de la cámara resolvió eso, una parte del Senado, en la bancada "popular", abuchearon a los dos políticos; mientras que otra parte del hemiciclo lo aplaudieron.

Estos no son los únicos que este martes asumieron el cargo. También lo hicieron otros seis senadores: por parte del partido socialista Manel de la Vega, Lorena González y Antoni Poveda; de ERC, además de Escanadell y Reniu, también lo hizo a Pau Furriol; así como los junters Asunción Castellví y Josep Lluís Cleries. Estos son los representantes que eligió el pasado 13 de mayo el nuevo Parlament de Catalunya, que se configuró a raíz de las elecciones del pasado 14 de febrero.

Ahora bien, Vox también ha llevado al Tribunal Constitucional la forma con la cual se repartió a los senadores, ya que considera que es injusto. En este sentido, JxCat, ERC, CUP y comunes acordaron un sistema de cálculo que dejaba a Vox sin ningún senador, a pesar de ser la cuarta fuerza más votada. Por eso, su líder en Catalunya, Ignacio Garriga, valoró en la sesión de la elección de los representantes que esta fue un "fraude de ley", ya que, según apuntó, el reglamento de Parlament y la ley de procedimiento de elección de senadores establecen "claramente que la designación tiene que ser proporcional". Con todo, la presidenta de la cámara catalana, Laura Borràs, defendió el método de elección recordando que la distribución de los senadores responde a un acuerdo de la Junta de Portavoces y la Mesa, que desestimó un recurso de Vox.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat