El voto de los ciudadanos residentes en el exterior es uno de los puntos negros en cada convocatoria electoral y es precisamente uno de los plazos que se han visto más afectados por la decisión del TSJC de reactivar las elecciones del 14-F, al suspender el decreto del Govern que dejaba sin efecto la convocatoria.

El conseller de Exteriors, Relacions Institucionals i Transparència, Bernat Solé, ha pedido a la JEC que amplíe el "máximo posible" el plazo para la solicitud del voto de los electores residentes-ausentes que viven en el extranjero, el denominado CERA (Censo Electoral de Residentes Ausentes)

Según la carta que ha enviado al conseller a la JEC, el plazo para la petición del voto para las personas que viven en el extranjero acababa el 16 de enero, pero la Junta Electoral ya aprobó la ampliación del plazo para la solicitud del voto hasta el 19 de enero. No obstante se produjeron problemas de diferentes tipos que retrasaron el procedimiento. Además, por el medio se produjo la suspensión de la convocatoria con un decreto del Govern el 16 de enero y, tres días más tarde, la suspensión del decreto por parte del TSJC y la reactivación de las elecciones.

Denuncia de la ANC

Precisamente, antes de saberse la petición de Solé, la Assemblea había denunciado públicamente los problemas con que chocan los ciudadanos residentes en el exterior y había denunciado la gestión que está haciendo el conseller del voto del CERA. "Anoche se cerró el plazo para rogar el voto para los catalanes en el extranjero. Se ha ignorado el tiempo y los trámites y no se ha informado a la población", ha denunciado la Assemblea.

La ANC había explicado que ayer a las 19 horas la conselleria de Exteriores había anunciado que el plazo para apuntarse al registro CERA para hacer el voto rogado acababa a las 24 horas.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat