Una cuarta parte de los votantes de la CUP lleva a sus hijos a una escuela concertada o privada. Es lo que apunta el último Estudio de Percepción de las políticas públicas y valoración de gobierno, del que también se desprende que aproximadamente un tercio de los votantes de la CUP tiene contratado un seguro médico.

Estos datos, otorgados por el Centro de Estudios de Opinión, son cuando menos curiosos, especialmente si se tiene en cuenta que los políticos cupaires han sido los más combativos con la presencia de educación y sanidad privadas en Catalunya.

Según la encuesta, que pretende recoger datos clave sobre las necesidades de la ciudadanía, de entre los electores cupaires que tienen hijos, un 11,7% los lleva a una escuela o un instituto privado, mientras que un 13,6% opta por llevarlos a centros de educación concertados.

Los votantes de la CUP son el primer perfil de votante de la escuela privada, por encima de Junts pel Sí (10,7%), C's (9,7%), PP (6,6%) y PSC (5,4%). Con respecto a los centros educativos de capital público y privado, los electores cupaires quedan por debajo de Junts pel Sí, pero otro vez por encima de los votantes del resto de partidos.

Seguro médico

La proximidad del votante de la CUP hacia el sector privado se extiende también al ámbito de la sanidad, ya que un 29,2% de las personas que votaron a la CUP el 27-S contaba con un servicio contratado de salud privada. Es más, uno de cada cuatro votantes de la izquierda alternativa (24,1%) tiene contratado un plan de pensiones para complementar el futuro subsidio de jubilación. En este sentido, los electores anticapitalistas superan en 3,8 puntos la media catalana, que se sitúa en el 20,4%.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat