Coincidiendo con la publicación del libro M'explico (La Campana), el president en el exilio, Carles Puigdemont, también ha hecho público un mensaje inédito grabado en octubre del 2017, el cual se grabó por si era detenido por el estado español.

"El aparato del Estado en su conjunto intenta impedir que todos nosotros podamos decidir libremente nuestro futuro. Entre las acciones de represión contra el conjunto de la población y las instituciones de nuestro país se incluye mi detención, que ha venido precedida de una escalada de tensión perfectamente intencionada por parte del Estado", denuncia.

 

"En previsión de que el aparato del Estado decidiera asumir una decisión tan irresponsable e insensata, pero al mismo tiempo previsible, decidí grabar este mensaje público para que fuera difundido a través de todos los canales disponibles con la intención de que llegue a todas las personas de bien, a fin de que fuera y dentro de Catalunya nos ayuden a contener y revertir la grave reversión democrática que se está produciendo en esta parte de la Unión Europea", explica.

Puigdemont advierte de que su detención no servirá "para borrar el conflicto político que se vive entre el estado español y Catalunya". "Al contrario", añade, "contribuirá a agravarlo". "Al detenerme, el Estado atenta contra la soberanía del pueblo catalán que se expresó de manera nítida el 27 de septiembre del 2015, y contra el Parlament que resultó, que en dos ocasiones me ha ratificado su confianza", denuncia.

Rechazo de la violencia

Consciente de la importancia de su detención, Puigdemont quiso dirigir algunos mensajes claves a la ciudadanía. "Los responsables de esta decisión tienen que saber que, por más represalias que puedan ejercer, el pueblo de Catalunya siempre pone las cosas en su lugar. Si estoy detenido es porque el Estado no quiere que Catalunya sea gobernada por vosotros ni los compromisos que adquirimos. Querrá decir que les importa menos la democracia que la unidad de España", constata.

"Ante eso, hago un llamamiento a mantener la serenidad y el rechazo a toda acción de violencia que quieran causar provocadores y oportunistas. La respuesta sólo puede ser de paz, democrática y profundamente cívica. Hemos demostrado que somos un pueblo que sabe utilizar estas herramientas con una gran eficacia", reivindica.

Los valores europeos, amenazados

Los valores fundacionales de Europa están hoy amenazados por la actitud autoritaria y contraria al derecho internacional que ha adoptado el gobierno español para impedir a los catalanes su derecho a decidir libremente su futuro. Estos derechos se ven protegidos en la Carta Europea de los Derechos Fundamentales que desde su proclamación es de obligado cumplimiento para el estado español.

Sigue en directo el juicio a la Mesa del Parlament

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat