El nombramiento de Josep Borrell como nuevo ministro de Exteriores ha devuelto al primer plano la polémica provocada por sus declaraciones durante la campaña electoral del pasado mes de diciembre en que recetaba "desinfectar Catalunya", antes de "coser heridas". Fue durante un mitin del PSC en Sabadell donde también ironizó sobre unas declaraciones del vicepresident Oriol Junqueras: "Mossèn Junqueras desde la prisión". "Me recuerda al cura de mi pueblo, tienen la misma arquitectura física y mental", ironizó.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat