El Tribunal Superior de Justicia de Catalunya (TSJC) ha archivado la causa contra Miquel Buch en su condición de alcalde de Premià de Mar en septiembre de 2017.

En un auto, el alto tribunal catalán resalta que Buch firmó el 7 de septiembre un decreto de alcaldía de apoyo al referéndum y que no fue hasta el 12 de septiembre cuando el Tribunal Constitucional le notificó la orden de impedir o paralizar cualquier iniciativa de apoyo al 1-O y que, desde entonces, no consta que firmara ninguna resolución ni adoptara ninguna medida para la cesión de tres locales municipales para la votación.

Buch compareció el pasado 16 de julio ante el juez del TSJC Sergi Seguí, ante quien se desentendió de la cesión y apertura de locales municipales del 1-O en Premià de Mar cuando era alcalde de esta localidad, y alegó que su apoyo al referéndum fue meramente político.

En una declaración de poco más de 20 minutos, Buch tuvo que volver a declarar sobre el referéndum del 2017 por su gestión como alcalde. Aunque el secretario municipal ya había hecho los informes pertinentes que lo desvinculaban de la organización del referéndum en el pueblo del que era alcalde, el juez lo quiso volver a escuchar.

De todos los locales que se utilizaron para votar, solo 3 eran de titularidad municipal y Buch explicó que las llaves las tenían varias personas, no solo el Ayuntamiento, y que en ningún caso las cedió el Consistorio.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat