El conseller de Interior, Miquel Buch, ha negado ante el juez que como alcalde de Premià de Mar cediera los locales del municipio para poder votar el 1-O.

Buch ha llegado acompañado al TSJC por el presidente Quim Torra, todos los consejeros, y gran parte de la cúpula del Departamento de Interior.

Buch, Torra i Aragonès TSJC   Sergi Alcàzar

En una declaración de poco más de 20 minutos, Buch ha tenido que volver a declarar sobre el referéndum del 2017 por su gestión como alcalde. Aunque el secretario municipal ya había hecho los informes pertinentes que lo desvinculaban de la organización del referéndum en el pueblo donde era alcalde, el juez lo ha querido escuchar.

De todos los locales que se utilizaron para votar, solo 3 eran de titularidad municipal y Buch ha explicado que las llaves las tenían varias personas, no solo el Ayuntamiento, y que en ningún caso las cedió el consistorio.

Miquel Buch ha respondido tanto al juez como a la fiscalía. "Me han dejado explicarme", ha afirmado a los periodistas que lo esperaban al salir de la declaración. Buch ha negado que hubiera dado órdenes directas para ceder los locales. No había ningún acto ni acuerdo. Y a pesar de que sí que ha admitido, y así consta, que había un decreto, cuando se firmó todavía no había la prohibición del Tribunal Constitucional para hacer el referéndum. Una vez llega la prohibición ni Buch ni ningún otro alcalde de Catalunya mueve ficha.

Están también los certificados del secretario municipal que avalan la versión de Buch. Según este escrito "no hay una llave única, hay diferentes copias de llaves, con diferentes poseedores, desde el personal docente, servicios de limpieza y otras entidades".

De los 8 locales donde se pudo a votar, solo tres eran de titularidad municipal: El polideportivo Voramar, la Biblioteca Martí Rosselló y el Edificio del Gas.

El mismo certificado dice que "ni el cuerpo de la policía local, ni tampoco agentes de la plantilla, no recibieron petición ni requerimiento de ningún responsable para facilitar la apertura de los locales destinados a los actos investigados".

Hay un segundo certificado del secretario municipal que constata que "no consta en los archivos municipales ninguna resolución, comunicación o acuerdo de ningún tipo, dictado por el alcalde de Premià de Mar entre los días 7 de septiembre y 1 de octubre, de preparación ni apoyo de ningún tipo a la celebración del referéndum de autodeterminación de Catalunya". Y añade que "no consta en los archivos municipales ninguna resolución o acuerdo dictado por el alcalde de Premià de Mar encaminar a facilitar la abertura de los locales en los que tuvo lugar el referéndum ilegal".

La abogada de Miquel Buch, la misma que la de Mertixell Borràs en el juicio del procés, Judith Jené, ya pidió el archivo del caso. Pero el juez, ante un recurso de la fiscalía ha querido matizar algunos extremos directamente con la declaración del conseller. La defensa de Buch espera, como ha ocurrido con otros casos de otros municipios y alcaldes investigados, que se acabe archivando la causa.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.

Suscríbete a ElNacional.cat