El president de la Generalitat, Quim Torra, ha pedido al comisario jefe de los Mossos, Eduard Sallent, un informe completo sobre los incidentes en el monasterio de Poblet con motivo de la visita de Felipe VI. Ha habido un detenido por desórdenes públicos y porrazos de los Mossos contra algunos de los manifestantes.

 

El detenido es vecino de Montblanc, de 30 años. Se le imputan desórdenes públicos y robo con violencia por sustraer una tablet a un agente. Concretamente, ha sido detenido en la TV-7002.

Según fuentes de Presidència, el president ha hablado este mediodía con Sallent para conocer todos los detalles. Asimismo, las mismas fuentes remarcan que Torra ha recordado que la policía catalana tiene, entre sus funciones, garantizar el ejercicio de derechos fundamentales como el de manifestación o el de libre expresión.

Por su parte, ERC ha asegurado que "si hay alguna actuación que no se ajusta a eso, pediremos explicaciones". "Estamos cansados de demasiadas veces ver a los Mossos cargando contra los independentistas que se manifiestan", ha asegurado la secretaria adjunta de los republicanos, Marta Vilalta.

¿Denuncia al emérito?

Un día antes que Felipe VI visitara Catalunya, el president Torra reveló que estaba estudiando denunciar a su padre, el rey emérito Juan Carlos I, por corrupción. En un comunicado, Torra subrayó que "la corrupción se tiene que perseguir con independencia de quien participe en ella" y recordó que todo el mundo es igual ante la ley.

A pesar de las dificultades de una denuncia de estas características, el president afirmó que "no se puede mirar hacia otro lado ante hechos tan graves de los que presuntamente serían responsables no sólo el rey emérito, sino un grupo relevante de personas que no cuentan con inviolabilidad".

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat