El Govern dispone de proyecciones sobre la evolución del coronavirus que sitúan el pico de la enfermedad a finales de abril, según ha explicado el president de la Generalitat, Quim Torra, en la comparecencia por videoconferencia ante los portavoces de los grupos parlamentarios en el Parlament. "Es un escenario, pero es mi deber trasladar a la ciudadanía lo que puede ocurrir. Es necesario un confinamiento total, con sólo la excepción de los servicios esenciales", ha asegurado, insistiendo una vez más en que las decisiones en este sentido son urgentes.

Según Torra, con este escenario "se habría llegado a una situación parecida a la de Italia" y la estabilización no se produciría hasta semanas después, a mediados de junio. "La ciudadanía se tiene que preparar para vivir una situación que se nos hace difícil de concebir, que nos obliga a tomar decisiones contundentes. Ni las peores perspectivas no pueden paralizarnos", ha advertido.

Confinamiento total

Ha insistido en la necesidad de garantizar un confinamiento total para contener la expansión de la enfermedad y ha advertido que cada minuto que pasa sin adoptar esta decisión es un minuto perdido y un riesgo añadido para los ciudadanos. "No es un problema político ni ideológico ni de fronteras. Ya basta de hacer demagogia con esta cuestión", ha reclamado.

Torra ha recordado las diferentes peticiones al Gobierno español para el confinamiento de Catalunya, por primera vez el viernes 13 de marzo. Ha recordado que entonces era el único de los presidentes autonómicos que lo pedía. Insistió el jueves 19 de marzo. Las dos veces acompañado de memorias de expertos y la proyección de escenarios.

Ha explicado que el domingo pasado durante la reunión de los presidentes autonómicos con Pedro Sánchez lo volvió a pedir y entonces tres presidentes más lo pidieron como él. "Porque, como Catalunya, entienden que lo mejor que pueden hacer para proteger a sus ciudadanos es aplicar estas medidas", ha argumentado.

También ha recordado que en aquella reunión reclamó que haya un reparto equitativo y transparente del material sanitario necesario para hacer frente a la pandemia, además de plantear un paquete de medidas económicas al Gobierno en un escenario en que esta semana 300.000 trabajadores se podrían ver afectados por los ERTE en Catalunya.

Deficiencia de equipamiento

El president ha denunciado la deficiencia de dotación de equipamientos de protección personal para los trabajadores sanitarios, que, según ha dicho "están pasando muchos problemas" porque el suministro de batas, mascarillas y guantes no está funcionando como sería necesario.

Torra ha sintetizado en cinco puntos las medidas que, según el Govern, habría que adoptar de manera inmediata: confinamiento total excepto servicios esenciales; protección a la ciudadanía con una renta de ciudadanía básica y universal; apoyo a pymes y autónomos; suspensión de pago de impuestos, alquileres y suministros; y refuerzo máximo del sistema sanitario y asistencial. "Todo eso se tiene que hacer junto y al mismo tiempo. Sé que el futuro es incierto pero no saldremos adelante si tomamos unas medidas y no las otras", ha reclamado.

El president ha admitido que las cifras son "muy preocupantes" y las afectaciones graves, ha recordado que en las últimas 24 horas han muerto en Catalunya 177 personas, y que la cifra total de víctimas se sitúa en 516.

"Con algunos de vosotros hemos sido rivales implacables. Hemos tenido discusiones de dureza inaudita. Hoy para mí no hay colores políticos, ni bloques. Yo y el Govern estamos con vosotros para lo que haga falta y os pido toda la ayuda, la generosidad y el apoyo para hacerlo posible. Es a nuestro entender la única manera de avanzar", ha concluido.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat