Nueva sesión de control al president, Quim Torra, en el Parlament y de nuevo los socios del ejecutivo han ventilado las diferencias ante el hemiciclo. El republicano Sergi Sabrià ha advertido a Torra que la unidad no puede limitarse a "proclamas lanzadas al viento", y le ha emplazado a acordar una respuesta ante su inhabilitación por parte del Supremo. Torra ha replicado recordando que en octubre pasado propuso "volver a pasar por las urnas para hacer un referéndum de autodeterminación". "Yo estoy ahí. ¿Está ahí toda la Cámara?", ha emplazado a ERC.

 

Ante el pleno, donde sólo estaban presentes esta mañana algunos representantes de cada grupo y 89 diputados han delegado el voto, el responsable del grupo republicano ha emplazado a Torra a compartir estrategia y avanzar conjuntamente. "Somos fuertes cuando desde las diferencias y el pluralismo priorizamos la respuesta conjunta, unitaria, no uniforme, uniformizadora", ha asegurado.

Después de expresarle su apoyo ante la nueva vista que el Supremo ha convocado sobre la inhabilitación del president, Sabrià ha reclamado a Torra que deben sentarse para diseñar una estrategia conjunta para dar respuesta a las nuevas intromisiones judiciales contra las decisiones de Catalunya.

 

"Tenemos que dar pasos reales y juntos, porque si el embate nos divide, nos debilitamos, y eso nuestros rivales lo saben. Y tal como están las cosas no tenemos derecho ni a dividirnos ni a debilitarnos. Por eso hoy volvemos a urgir una estrategia conjunta del independentismo, para decidir conjuntamente cómo avanzamos", ha reclamado.

Sabrià ha interrogado a Torra acerca de por qué cuesta tanto esta unidad y ha asegurado que ERC tiene claro que el objetivo irrenunciable es la república catalana. "¿Presidente, cómo lo hacemos? Fijemos un camino conjunto", ha emplazado.

La respuesta de Torra a la pregunta del diputado republicano ha sido "juntos y siempre", "contra la represión y a favor de una hoja de ruta para conseguir la independencia".

No obstante, el president no ha escondido las diferencias. Ha subrayado que el independentismo ha sido fuerte cuando ha estado junto de verdad y no sólo se ha limitado a proclamar esta unidad. Ha puesto como a ejemplo la unidad del independentismo en el Congreso contra el estado de alarma ERC facilitó la aprobación en la última votación— o en la respuesta unitaria a la sentencia del 1-O.

Ha recordado que los tres grupos independentistas votaron una resolución en que reclamaban un gran acuerdo político para ejercer el derecho a la autodeterminación lo más rápidamente posible. "Yo estoy aquí y allí fuimos fuertes porque votamos aquella resolución conjuntamente. ¡Pues, venga! ¿Qué quiere decir lo más rápidamente posible? Yo hice una propuesta, la mantengo", ha remachado.

Precisamente, las diferencias entre JxCat y ERC habían protagonizado la pregunta planteada al president por la responsable de los comuns, Jéssica Albiach, que había reprochado a Torra las "peleas internas" del Govern.

"A veces, lógicamente, tenemos nuestras pequeñas discrepancias", ha admitido Torra, que ha replicado a Albiach recordando la división en el Gobierno español este martes en relación a la investigación en el Congreso de las acusaciones de corrupción del rey emérito.

Albiach ha reclamado al president las elecciones que anunció en el mes de enero, para que los ciudadanos decidan si quieren que la reconstrucción del país "se haga por la derecha y con un gobierno fracturado o desde la unidad de las izquierdas y con un gobierno cohesionado".

Torra ha replicado que su deseo es que el Govern de Catalunya sea siempre independentista y tenga como objetivo alcanzar la independencia. Ha asegurado que ahora el objetivo es encauzar las salidas de la crisis sanitaria, económica, social y educativa. "Cuando tengamos encauzadas todas estas soluciones no tenga ninguna duda que los ciudadanos de Catalunya serán llamados a las urnas", ha asegurado.

En respuesta al socialista Miquel Iceta, Torra ha insistido en que Catalunya no tendrá "nunca" los presupuestos que necesita si no acaba con el déficit fiscal. "Es imposible", ha remachado además de recordar que Catalunya genera recursos suficientes para financiarse correctamente.

Torra ha insistido en reclamar 15.000 millones al Gobierno para garantizar la financiación necesaria, de la cual una parte pueden llegar de la UE o de relajar el tope de endeudamiento.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat