A poco más de dos semanas para la fecha límite para investir a un presidente, la estrategia de ERC parece haber dado un giro de 180 grados. El candidato a la presidencia, Pere Aragonès, anunció ayer que apostaría por un Govern sin Junts y, un día después, se ha revelado que han iniciado conversaciones con los comuns, unas negociaciones que el diputado juntero Joan Canadell ha valorado con un símbolo críptico.

La candidata de los comuns, Jéssica Albiach, ha avanzado hoy, con mucha transparencia, los caminos que abre su formación después de la ruptura entre ERC y Junts. De entrada, asegura que los republicanos han llamado a la puerta de su formación: "ERC ya ha contactado con nosotros para sentarse y hablar", en declaraciones en Catalunya Radio.

Ante esta revelación, Canadell ha compartido su opinión personal en Twitter a través de un emoticono de un hombre encogiéndose de hombros.

 

TUIT JOAN CANADELL JÉSSICA ALBIACH

Tuit de Joan Canadell sobre las negociaciones ERC-Comuns / @jcanadellb

 

Vilalta matiza las palabras de Aragonès

Y es que, aunque todavía no se ha anunciado ningún tipo de pacto, portavoz de Esquerra, Marta Vilalta, desde la misma emisora ha matizado, sin negarlas, las palabras de Albiach.

"Ahora nos tenemos que poner en contacto con la CUP, los comunes y evidentemente con Junts. No nos levantemos de la mesa, lo que hacemos es cambiar la propuesta, estamos llegando al final sin tener un acuerdo cerrado", ha asegurado. Así pues, abiertos a hablar con todo el mundo, sin especificar la orden de prioridades.

Albiach, en cambio, ya va más allá y, aparte de investir Pere Aragonès, el giro hacia una izquierda con la CUP incluida los puede seducir para entrar en el Govern: "Es más fuerte tener un gobierno que supere a los 32 diputados. Buscaremos la mejor garantía para que se cumplan los acuerdos y hacer las transformaciones que el país necesita, se tienen que tomar medidas valientes".

Artadi critica el giro de guion de ERC

Por el lado de los de Puigdemont, la vicepresidenta del partido, Elsa Artadi, ha criticado el giro de guion de los republicanos. En una entrevista en Via Lliure de Rac1, ha expresado la sorpresa y la frustración que les provocó la propuesta de Pere Aragonès porque creían que el acuerdo de investidura estaba a tocar. "Han tirado por el suelo más de 80 días de trabajo", ha lamentado.

Sin embargo, Artadi pide seguir trabajando y culpa ERC de haberse levantado de la tarde. "No hay acuerdo porque ERC ha decidido levantarse de las negociaciones. Nosotros no nos hemos levantado de ninguna mesa con Esquerra y, por lo tanto, esperamos que vuelvan a sentarse", ha reclamado.

Desde Junts aseguran que los republicanos no les comunicaron el anuncio del gobierno en solitario antes de hacerlo público y creen que hechos así no ayudan a avanzar hacia el nuevo gobierno. Sin embargo, están dispuestos a seguir negociando bajo qué condiciones darán apoyo a un posible acuerdo de investidura. "Junts no ha dicho nunca que regalará los votos gratis a Aragonès", ha avisado.

 

Imagen principal, Joan Canadell, diputado de Junts per Catalunya / ACN

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat