La aseguradora SegurCaixa Adeslas, integrada dentro del grupo de Mutua Madrileña y participada por Caixabank, ha rechazado el aval del expresident de la Generalitat Artur Mas para pagar la fianza de 5,2 millones de euros derivada de los cargos del 9-N impuesta por el Tribunal de Cuentas. Según ha informado Mutua Madrileña, la póliza que tiene contratada la Generalitat para sus trabajadores no cubre estos casos.

El Tribunal de Cuentas impuso una fianza a Artur Mas y a los exconsellers Francesc Homs, Irene Rigau y Joana Ortega de 5,25 millones de euros para garantizar el pleno reintegro del dinero público gastado en el proceso participativo del 9-N, en caso de que sean finalmente condenados. Mas, sin embargo, es considerado el máximo responsable, ya que en el momento de la consulta era president de la Generalitat, y tendrá que pagar la mayor parte de la fianza.

El expresident tiene hasta la semana del 18 de octubre para pagar la fianza ante el Tribunal de Cuentas por el uso de dinero público por la consulta del 9-N.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat