La polémica sobre la fecha de las elecciones ya ha marcado, de forma metafórica, el inicio de la campaña electoral. El viernes era el presidente del Parlamento, Roger Torrent quien confirmaba a RAC1 que los catalanes irían en las urnas el próximo 14 de febrero. La sorpresa de la fecha no dejó indiferente a su socio de govern, Junts per Catalunya: Meritxell Budó i Laura Borràs, entrevistadas paralelamente aquella misma mañana, estaban sorprendidas y negaban que se hubiera decidido que esta era la fecha final. También estaban encima de la mesa el 30 de enero y el 7 de febrero. Hoy, los socios de gobierno han cerrado filas.

Sàmper, molesto

Desde el programa Aquí Cuní, en Ser Catalunya, ha sido primero el turno del nuevo conseller de Interior, Miquel Sàmper quien ha exigido excusas al republicano: "No lo encuentro correcto ni nos gustó, espero que el señor Torrent dé explicaciones. Aparte de los requisitos procesales no nos gustó que el propio socio de gobierno no lo supiera pero espero que el presidente del Parlament nos lo explique a todos". Y ha añadido que interpreta estas elecciones como unas plebiscitarias: "Un porcentaje importante de la población se manifiesta a favor de un tema tan relevante como es la independencia de Catalunya, claro que se tienen que interpretar en clave plebiscitaria".

Torrent replica Sàmper

En este último aspecto, a buen seguro que con Esquerra pueden encontrar puntos en común pero no con la discordia sobre la fecha de las elecciones. Pocos minutos después, y desde el mismo programa de radio, el presidente del Parlament Roger Torrent ha contestado Sàmper, y de rebote a todos los miembros de Junts per Catalunya: "No es un anuncio, no es una decisión arbitraria, yo no pongo ninguna fecha. Yo simplemente lo que hago es leer lo que dice la Ley y hay bastante al cogerla y mirar el calendario. Antes de que yo lo dijera ya había medios que lo señalaban". Ha sido muy claro con que él "no hizo ningún anuncio, sino una constatación".

Y tan sólo podría modificarse esta fecha si hay un debate de investidura: "Haríamos bien en no quedarnos con los titulares". De momento, este debate está congelado pero no se descarta nada: "De momento puedo constatar que Ciutadans no ha presentado a ningún candidato de investidura pero seguiremos con las consultas, hoy continuaremos".

Con el calendario en la mano, Torrent ha insistido "Si contamos todos los plazos para las elecciones, vamos al 10 de febrero y es un miércoles y todos convendremos en que en las actuales circunstancias, un día laborable, no es el mejor día para hacer unas elecciones. Y el primer domingo posterior es el 14 de febrero, eso es lo que dice la ley, yo constato lo que dice la normativa". Y ha recordado que "quien podía escoger la fecha en todo caso era el President Torra".

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat