El president del Parlament, Roger Torrent, ha avanzado a RAC-1 que las elecciones se celebrarán el domingo 14 de febrero. "Si no hay un debate de investidura en el Parlament, iremos a elecciones. De hecho, el cómputo finalizaría el 10 de febrero y, por lo tanto, iríamos al domingo 14 de febrero", ha afirmado.

Torrent ha explicado que, con la norma en la mano, el cómputo fija la convocatoria el miércoles 10 de febrero, una jornada laborable. "Tiene todo el sentido del mundo", ha explicado, mover la convocatoria hasta el domingo, ya que una jornada electoral en un día laborable es desaconsejable, todavía más en plena pandemia por coronavirus. En este sentido, ha destacado que confiaba en el consenso de todas las fuerzas políticas para mover la fecha hasta el domingo. JxCat y ERC ya estaban trabajando con esta fecha.

Ronda de contactos

El contador electoral se puso en marcha con la inhabilitación del president Quim Torra, que se hizo efectiva el martes 29 con la aprobación del decreto de sustitución por parte del Govern. El 15 de octubre acaba el plazo de 10 días hábiles para hacer la ronda de contactos con los grupos y determinar si hay alguna candidatura a la presidencia de la Generalitat, con una mayoría suficiente para poder tener éxito. Torrent ha avanzado que hoy mismo empezará estos contactos, a pesar de que no ha especificado con qué grupo parlamentario.

Durante estos días Torrent evaluará si hay un candidato que "tenga expectativas reales para poder ser investido", ya sea en primera o en segunda vuelta, cuando solo es necesario tener más votos a favor que en contra. 

Procedimiento

En caso de constatar que no hay ningún candidato con los apoyos suficientes, debe tener lugar un acto de la presidencia del Parlamento para certificar la situación y que empiece la etapa de dos meses, en la cual podría haber igualmente un debate de investidura. En caso de que se acaben los dos meses sin investidura, automáticamente se convocan las elecciones para los 54 días siguientes.

Con estos plazos las elecciones se situarían en el 10 de febrero, pero el president de la cámara ha explicado que utilizará el "pequeño margen" que tiene para decidir cuándo celebra "el acto equivalente" a una investidura fallida, de manera que las elecciones caigan en el domingo 14 de febrero. Contrariamente a lo que defiende Ciutadans, Torrent ha insistido en que no puede convocar un pleno de investidura si hay un candidato sin los votos suficientes.

 

 

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat