Es la eterna pregunta y con la cuenta atrás activada para las elecciones, parece obligatorio plantearlo a cualquier miembro del Govern: el 14 de febrero habrá elecciones. El presidente del grupo de ERC en el Parlament, Sergi Sabrià, tampoco habla de futuribles sin los datos en la mano, pero sí ha puesto condiciones.

En una entrevista en RNE, ha asegurado que la reunión entre diferentes grupos parlamentarios, el papel de la conselleria encargada y el trabajo hecho van a buen ritmo y hay un entendimiento aparente: "Estuvimos trabajando para definir las condiciones de estas votaciones, el clima es bueno".

No quiere que esto sea Galicia

El referente, o en este caso, el ejemplo a no seguir es el modelo de Galicia. Para Sabrià, el objetivo es que todo el mundo pueda ir a votar: "El voto universal se tiene que cumplir; todos los que tienen derecho a votar, tienen que votar. Lo que no puede pasar es como en Galicia, donde grupos ingentes no pudieron votar".

Así pues, si la tendencia de la Rt, los datos después de celebrar fiestas con un plan de Navidad finalmente aceptado, significa que hay una tercera ola, no se descarta aplazarlas: "Si hay una situación de confinamiento como en el mes de marzo, se tendría que dejar para más adelante. A día de hoy podríamos votar, ¿se entiende? Pero se tiene que definir la línea en la cual se tendría que suspender y dejarlo por uno o dos meses". Y reitera el mensaje: "Tiene que haber elecciones, toca reforzar el Govern, pero la prioridad no es que se pueda votar, sino que pueda votar todo el mundo".

¿Qué pasó en Galicia?

El pasado mes de julio se anunció que las personas que dieran positivo por coronavirus no podrían ir a votar a las elecciones autonómicas del 12 del mismo mes. No obstante, los contactos estrechos que estaban en cuarentena sí lo pudieron hacer tomando medidas de prevención.

Una situación similar se produjo en el País Vasco. Los cálculos estimados por ambas comunidades autónomas son que más de 200 personas en Galicia y el País Vasco, respectivamente, no pudieron emitir su voto.

Budó, más confiada

En paralelo a las declaraciones de Sabrià, la portavoz del Govern y diputada de Junts, Meritxell Budó, no prevé ningún escenario que no sea ir a votar. En una entrevista en Aquí Cuní de Ser Catalunya, no niega el condicionante de los datos epidemiológicos, pero se muestra convencida de que saldrán adelante y así lo ha demostrado su partido, del que ha destacado las primarias que se han celebrado. Además, considera que son una necesidad porque el gobierno está "en funciones y no tiene president".

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat