El expresidente del Gobierno, Mariano Rajoy, asegura en su libro, que se presentará el martes en Madrid y han avanzado El Confidencial y El País, que la actuación policial del 1-O fue correcto y hace defensa cerrada y sujeta.

En el libro, el expresidente llega a asegurar que "la Policía Nacional y la Guardia Civil cumplieron con su obligación y atendieron las instrucciones judiciales, a pesar de verse asediados e incluso agredidos", ha apuntado al presidente español entre 2011 y 2018. "El escándalo organizado por la actuación policial fue exagerada e injusta", ha puntualizado Rajoy.

Rajoy también habla de la consulta 9-N a Catalunya, que califica de "simulacro de referéndum". De hecho, Rajoy asegura que para él fue un acto de "propaganda" sin la menor consecuencia, todo y que mucha gente se lo tomara como una humiliación. Para acabar su comentario sobre la consulta, sentencia que fue, en definitiva, "una broma de mal gusto".

Aplicación del 155

Sobre la aplicación del 155, Rajoy, sentencia a que si Puigdemont hubiera convocado elecciones, lo hubiera aplicado igual ya que que "no veía ninguna razón para dejar en suspenso una decisión que no era fruto de ningún ramalazo, sino consecuencias de semanas de estudio y de argumentos jurídicos y políticos. Antes de llegar a aplicar aquel precepto constitucional nos habíamos cargado de razones y estas no desaparecían por el hecho de que Puigdemont convocara elecciones; la independencia continuaba declarada".

En el libro también se destapa que fue La Caixa quien pidió al ministro De Guindos un decreto ley urgente para trasladar su sede de Catalunya sin tener que reunir la junta. "Lo último que nos faltaba aquel octubre del 2017 era afrontar una situación de pánico bancario", ha sentenciado el exlíder del PP.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat