Nada más hacerse pública la fecha de la declaración de Laura Borràs ante el Tribunal Supremo se ha producido una lluvia de reacciones y de muestras de apoyo a la portavoz de Junts per Catalunya en el Congreso de los Diputados. El president de la Generalitat, Quim Torra, ha sido de los primeros en hacerlo y ha sido muy contundente. Torra ha cargado contra la justicia española y la rapidez con que actúa cuando se trata de cuestiones que afectan a representantes de los independentistas.

"La injusticia española puede llegar a ser la más rápida del mundo cuando se trata de juzgar a independentistas catalanes", ha afirmado a través de un tuit el presidente Torra, que ha trasladado "toda la fuerza y todo el apoyo" a su compañera de filas.

Por su parte, la diputada de JxCat ha agradecido el apoyo del president y ha recordado que Torra ya tiene "dos demandas por desobediencia". "Es demencial", ha concluido.

El magistrado de la sala segunda del Supremo Eduardo Torres ha citado a la diputada una semana después de que el Congreso de los Diputados levantara su inmunidad a fin de que el tribunal la investigue por la adjudicación de varios contratos de la Institución de las Letras Catalanas (ILC) en la etapa en que era su directora.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat