El presidente de la Generalitat, Quim Torra, ha exigido la dimisión inmediata del presidente del Consejo General del Poder Judicial y ha pedido la nulidad de las causas de los procesados por el caso 1-O. En una declaración institucional este jueves por la mañana en relación a la filtración de correos privados de jueces españoles que revelan odio a los independentismos, el presidente ha asegurado que "no hay seguridad jurídica en el Estado".

Torra ha considerado que los hechos son "de una gravedad extraordinaria" y ha exigido la inhabilitación inmediata de los jueces."Es un comportamiento inaceptable y una demostración más de la ausencia absoluta de la imparcialidad de la justicia española. Los correos cuestionan los fundamentos de cualquier estado democrático y de derecho", ha sentenciado.

Por este motivo, además, el presidente ha instado la fiscalía a abrir una investigación para aclarar los hechos y tomar medidas contra los responsables. Torra ha anunciado que ya ha encargado un informe jurídico para estudiar las acciones que emprenderá el Govern y ha revelado que hoy mismo hablará con el jefe del Ejecutivo español, Pedro Sánchez, para pedir una "respuesta inmediata y contundente".

El president ha afirmado que "una parte del Poder Judicial tiene un interés directo en las causas que están juzgando y muestran un favoritismo y parcialidad", y por eso ha exigido la nulidad de todas las instrucciones en relación al proceso y la libertad inmediata de todos los presos.

Por otro lado, el Govern también instará a las autoridades europeas a que "actúen con España y su déficit democrático". En concreto, se dirigirán a la Comisaria de Justicia Europea.

 

 

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat