Tarde complicada para el Alto Representante de la UE para Asuntos Exteriores, Josep Borrell, en el Parlamento Europeo. Borrell ha tenido que asistir estoicamente a la lluvia de críticas que le ha dedicado la mayor parte de la Eurocámara reprochándole el fracaso de la visita que la semana pasada protagonizó a Moscú. Entre las críticas, las del líder JxCat, Carles Puigdemont, que ha reclamado su dimisión por considerar que no puede aportar la voz fuerte en la defensa de los derechos humanos que la UE necesita. "Señor Borrell, por favor, haga un Borrellexit", le ha reclamado.

El responsable de la política exterior de la UE comparecía en la Eurocámara después de la situación que tuvo que vivir en Moscú el viernes pasado en el marco de un viaje oficial en que pidió la libertad del líder opositor Alexéi Navalni. En una rueda de prensa conjunta con el ministro de Exteriores, Sergéi Lavrov, este replicó echándole en cara situaciones que se han producido en la UE, como excesos policiales o la existencia de presos políticos en España.

Puigdemont, que ha advertido a Borrell que tendría que haber corregido a Lavrov y decirle que no había 3 sino 9 presos políticos en Catalunya y que están condenados a penas de entre 9 y 13 años de prisión, ha insistido en reprochar a la UE la "doble vara de medir que mina su credibilidad". "La UE no puede ir por todo el mundo recomendado recetas que no se aplica a ella misma", ha advertido.

La de Puigdemont no ha sido la única voz que ha reclamado la cabeza de Borrell, que ha tenido que escuchar cómo se tildaba de desafortunado, desacierto y humillante el viaje a Moscú. El Alto Comisionado ha recibido reproches sobre la falta de preparación del viaje, que se había convertido en una trampa, y sobre la incapacidad de replicar a las acusaciones públicas de Lavrov.

Por lo que respecta a las referencias a los presos políticos, entre los cuales la irlandesa Clare Daly ha incorporado a Pablo Hasel, Puigdemont se ha visto obligado a replicar también a las intervención del eurodiputado popular Antonio López-Isturiz que ha reclamado "ni un paso atrás frente a la injerencia rusa apoyando a nacionalismos racistas y excluyentes en España i en Catalunya" y la de Hermann Tertsch que ha tildado de "grotescas y ridículas" las palabras de Lavrov sobre los presos políticos - "estos delincuentes, ladrones y golpistas; estos en Rusia habrían sido fusilados o envenenados en la prisión", ha asegurado.

Borrell se refiere a Puigdemont i los presos

En el turno de réplica final, Borrell ha rechazado las críticas y no ha tenido más remedio que responder a las referencias directas a los presos políticos. Después de justificarse por la falta de respuesta a Lavrov -"no entiendo la rueda de prensa como un debate o un combate de boxeo-, se ha referido en concreto al caso de los presos políticos independentistas y ha rechazado la comparación de la situación de Navalni "con algún eurodiputado que se sienta en esta Cámara y colegas suyos que están haciendo campaña electoral en estos momentos". Primera referència directa de Borrell a Puigdemont y los presos ante el pleno.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat