Pistoletazo de salida para el nuevo partido que liderará Carles Puigdemont. Esta tarde se ha hecho pública a través de un manifiesto la voluntad de impulsar esta nueva fuerza política para ocupar el espacio de JxCat, así como algunos de los nombres que apoyan al president en el exilio en el nuevo proyecto. La fecha para la puesta en marcha del nuevo partido es el 25 de julio.

Entre los firmantes del manifiesto figuran el líder de la Crida, Jordi Sànchez; los presos del PDeCAT, Jordi Turull, Josep Rull y Quim Forn; los exconsellers Toni Comín y Lluís Puig; la número dos del PDeCAT, Míriam Nogueras; los consellers Damià Calvet y Meritxell Budó; la alcaldesa de Girona, Marta Madrenas; la de Vic, Anna Erra, y el alcalde de Besalú, Lluís Guinó, así como la cabeza de lista por Barcelona, Elsa Artadi. También hay miembros de la Crida, entre los cuales el alcalde de Montblanc y exmiembro de ERC, Pep Andreu, la exconsellera del PSC Marina Geli e independientes de la lista de JxCat como Eusebi Campdepadrós y Josep Maria Forné.

Juntos, por Catalunya

"Las personas abajofirmantes asumimos la responsabilidad de impulsar la constitución en forma de partido del espacio político que desde diciembre del 2017 se ha articulado en torno a Junts per Catalunya", aseguran en el texto en que se dirigen a votantes que apoyaron a JxCat el 21-D, pero también a los que no han votado "nunca" a estas siglas.

Bajo el título Juntos, por Catalunya, el manifiesto reitera el compromiso con el 1-O y subraya que "todos los pueblos tienen derecho a la libertad. Todas las naciones tienen derecho a la autodeterminación. Catalunya no es una excepción".

El manifiesto ha sido tuiteado simultáneamente por todos los firmantes del texto, con el compromiso de hacer de Junts per Catalunya una "herramienta transversal, plural y eficaz al servicio de la república catalana y de las personas".

Conversaciones con el PDeCAT

El anuncio se ha hecho público después de que las conversaciones entre el PDeCAT y la Crida para la creación de un nuevo movimiento político hayan quedado atascadas a raíz de la negativa de la formación demócrata a aceptar confluir en una nueva fuerza sin cuotas ni vetos.

El llamado comité de dirección del PDeCAT, que integran Turull, Rull y Forn, encarcelados en Lledoners, además de Lluís Puig desde Bruselas, dio ayer por decaída la última propuesta que habían planteado al presidente del PDeCAT, David Bonvehí, para desbloquear la situación.

Precisamente, el PDeCAT ha comunicado a sus militantes que el consejo nacional del partido donde se tendrá que abordar el debate sobre la confluencia en el espacio de JxCat se convocará el fin de semana del 25 y 26 de julio, el mismo en que se ha puesto fecha para la fundación del nuevo partido.

Llamada a la responsabilidad

El manifiesto hecho público hoy no esconde las diferencias existentes con el PDeCAT y apela a la responsabilidad. "Es la hora de la generosidad y la responsabilidad, el momento de abandonar tensiones estériles y miradas demasiado a menudo egocéntricas y enfocadas al pequeño espacio de cada uno. Hay que salir nuevamente de la zona de confort si lo que queremos no es perder todo lo que en estos últimos 10 años hemos sido capaces de ganar. Apostamos por dejar de lado tensiones, ruidos y desorientación", aseguran los impulsores del nuevo partido.

Jordi Sànchez sale Lledoners - Sergi Alcàzar

Jordi Sànchez es el segundo de los firmantes del manifiesto / Sergi Alcàzar

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat