El "socio preferente" del PSOE sigue siendo Unidas Podemos. Así lo ha reiterado este lunes el secretario de organización socialista, José Luis Ábalos, al día siguiente de las elecciones europeas, autonómicas y municipales. Justamente por los resultados de los comicios, que han reforzado a los socialistas y han golpeado Podemos, el dirigente socialista ha querido rebajar las expectativas de Pablo Iglesias, que sigue insistiendo en un Gobierno de coalición. En Ferraz, por ahora, como mucho contemplan la incorporación de independientes.

Al día siguiente de la triple cita electoral, el ministro de Fomento en funciones ha reiterado que su "socio preferente" es el partido de Pablo Iglesias, con el que aspiran a "conseguir acuerdos programáticos y de gobierno", pero sin condiciones previas. Con los resultados en la mano, ha pedido que sean "realistas y humildes". Están dispuestos a dialogar, pero ha insistido en que su propuesta pasa por un Gobierno lo máximo de monocolor. "Abierto a independientes y progresistas, pero un gobierno de orientación socialista", ha descrito. A pesar de todo, ha evitado descartar a Iglesias como ministro. "Corresponde al presidente del gobierno", ha precisado.

"El PSOE no renuncia a ejercer la confianza que nos han entregado los ciudadanos en las urnas, y haremos prevalecer la condición de ganadores", se ha comprometido el dirigente socialista, que ha hecho un "balance muy positivo" de las elecciones del 26-M. "El PSOE se consolida como el proyecto claramente preferido por los españoles", se ha felicitado. Lo ha atribuido al "giro social" iniciado por Pedro Sánchez después de la moción de censura hace un año.

Con todo, el secretario de organización ha querido dirigirse directamente a Albert Rivera, a quien le ha reclamado que "no insufle aire a Vox en las instituciones". En este sentido, le ha advertido que eso no sería entendido por su familia política en la Eurocámara, la de los liberales europeos. "Sería terrible que fuera la bisagra que diera entrada a la extrema derecha en las instituciones", ha afirmado. Esta vez sólo se ha dirigido a Ciudadanos, y no al PP.

De esta manera, el dirigente socialista ha insistido en que el partido de Albert Rivera tiene que decidir entre "contribuir al futuro" pactando con el PSOE o apostar por la "involución". En este sentido, no ha dado por hechos los pactos de las tres derechas.

Preguntado sobre el escenario del Ayuntamiento de Barcelona, José Luis Ábalos ha dejado claro que los socialistas "no quieren que Barcelona pase a manos independentistas", y que harán todo lo que esté en sus manos para evitarlo. Con respecto a Badalona, ha señalado que "no hay nada cerrado" y que escucharán lo que digan "los compañeros del PSC".

Por otra parte, el PSOE tiene la clave de gobierno en Navarra, donde el dirigente socialista ha dejado claro que no participarán de un gobierno donde esté Bildu. El mismo Ábalos formará parte de la comisión de seguimiento de las propuestas de acuerdo, junto con otros miembros de la ejecutiva como Santos Cerdán o Patxi López.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat