A medida que han ido avanzando los días, el PSC se ha ido quedando más solo con su negativa a apoyar un aplazamiento de las elecciones catalanas previstas para el próximo 14 de febrero. De hecho, varias voces tanto de los socialistas catalanes como del PSOE y sus ministros habían defendido públicamente que no hay motivos suficientes para suspender la cita con las urnas. Finalmente, sin embargo, los de Iceta han decidido no quedar fuera de juego y llevarán una propuesta intermedia a la reunión decisiva de Govern y partidos de este viernes. Aceptarán posponer los comicios, pero no más de un mes y medio. Así lo han adelantado varios medios y lo ha podido confirmar ElNacional.cat.

La intención de los socialistas, que ha sido fuertemente cuestionada por el resto de partidos del arco parlamentario, que les han acusado de actuar por electoralismo, es ahora buscar una propuesta que genere consenso, porque llevarlo más allá no les parece "razonable". El hecho de que el candidato designado por el PSC sea el ministro de Sanidad, Salvador Illa, ha despertado todo tipo de suspicacias. 

Después de haber escuchado la exposición del secretario general de Salut este jueves, durante la cual les ha advertido que el 14-F Catalunya se encontrará "en la cresta de la segunda ola", el PSC ha optado por claudicar con el aplazamiento, pero sin que la nueva fecha se vaya tan lejos como plantea el Govern. Si fuentes del ejecutivo catalán apuestan por esperar a finales de primavera, para asegurar así que la ola ya haya caído, el PSC planteará no ir más allá de Semana Santa y celebrarlas como mucho a finales de marzo. El argumento que comparten con este diario es que "con tanto margen, los datos epidemiológicos se pueden volver a complicar".

Asimismo, los representantes del PSC a la cita de este viernes ofrecerán la colaboración del gobierno del Estado en la organización de las elecciones catalanas para ayudar a garantizar la seguridad de la jornada a nivel sanitario.

El 14-F, en plena cresta de la tercera ola

Este jueves, el secretario general de Salut, Marc Ramentol, ha compartido con los partidos catalanes un nuevo informe, al cual ha tenido acceso este diario, sobre el panorama epidemiológico que prevé dentro de un mes, que es para cuando están programadas las elecciones. Y la proyección sigue siendo negra. Catalunya estará "en plena cresta de la ola", dicen.

Según confirman fuentes presentes en el encuentro a este medio, Ramentol ha expuesto que las predicciones no permiten descartar que no se tengan que adoptar restricciones todavía más severas que las que se han prorrogado hoy durante una semana más. Es más, Salut contempla la posibilidad de que haya una aceleración y que la situación asistencial pueda llegar a ser como la primera ola.

 

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat