Las agendas del comisario José Manuel Villarejo siguen poniendo entre la espada y la pared al Partido Popular por los frentes judiciales que tiene abiertos e, incluso, por los que están vistos para sentencia. La Audiencia Nacional ordenó incautar estos documentos de Villarejo el pasado mes de octubre y, ahora, según adelanta la Cadena SER, habrían encontrado una anotación correspondiente a julio de 2013 que señala que, presuntamente, el PP se habría deshecho de las imágenes de las cámaras de seguridad de su sede para evitar que la justicia pudiera ver el contenido de estas. Estas grabaciones, supuestamente, mostraban las visitas de empresarios que contribuían con dinero en negro a la caja B del partido.

La nota que escribió Villarejo en su agenda el 23 de julio de 2013 especifica que la sede central de los populares, situada en la calle Génova de Madrid, tenía "68 cámaras" y que uno de los empresarios a los que presuntamente se veía en las imágenes es "Juan Miguel Villar Mir subiendo con maletines". El extesorero del PP, Luis Bárcenas, ya indicó que "Villar Mir visitaba la sede frecuentemente" para hacer donaciones en negro. Según los papeles de Bárcenas, el empresario habría aportado un total de 530.000 euros a la contabilidad B de la formación.

El PP no guardaba a los registros de visitas

En mayo de 2013, Pablo Ruz, que era el juez encargado de la causa de la caja B del PP, solicitó a los populares el registro de visitas a la sede hasta el 2008, el último año en que aparecen donaciones en negro en los papeles de Luis Bárcenas.

La respuesta de la formación, que en aquel momento presidía Mariano Rajoy, fue que no guardaban ningún registro, amparándose en la Ley de Protección de Datos, para afirmar que esta ley "les obligaba a destruir" la información y que tampoco tenían imágenes captadas por las cámaras de la sede porque se eliminaban cada 30 días.

Esta versión contrasta con otra anotación del comisario Villarejo en sus agendas decomisadas. El 3 de agosto de 2013, el expolicía escribe "borrado disco duro de las imágenes de la 6ª y 7ª planta y del ascensor". La SER explica que los investigadores creen que este hecho es relevante porque la cámara del ascensor es clave para saber las visitas que había en Génova 13. Además, en la planta sexta se encontraba la tesorería y gerencia del partido, mientras que en la séptima había el despacho del presidente de la formación.

Las imágenes, por lo tanto, se borran, según Villarejo, el mes de agosto, poco después de que Luis Bárcenas confesara ante el juez Ruz. De hecho, cuando se registró la sede el mes de diciembre de 2013, la policía no encontró ninguna grabación ni registro.

Visto para sentencia el caso de la caja B

A mediados de mayo de este año, la Audiencia Nacional dejó visto para sentencia el juicio de la caja B del PP, en el que se investigaba el uso de este fondo opaco para pagar parte de la reforma de la sede nacional. Durante la vista oral, Bárcenas apuntó a Mariano Rajoy y dijo que el expresidente del Gobierno también recibió sobresueldos. Además, afirmó que el partido le ofreció hasta 500.000 euros para falsificar los papeles donde figuran todos los detalles de la contabilidad B.

En el juicio también declararon Mariano Rajoy, Javier Arenas, Jaume Matas o Francisco Álvarez Cascos, que negaron haber recibido sobresueldos. Por su parte, el expresidente José María Aznar negó que tuviera conocimiento de la existencia de la caja B.

 

Imagen principal: Fotografía reciente de la sede del Partido Popular en la calle Génova, en Madrid. Europa Press.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat