¿Qué piensas cuando lees "El TS envía al banquillo al 'número 3' de Podemos por patear a un policía"? ¿Qué imagen te viene a la cabeza? ¿Quizás alguien que pega patadas a un policía tendido en el suelo? ¿O que salta repetidamente sobre él? Ese título quiere explicarte que Alberto Rodríguez —ahora diputado de Unidas Podemos en el Congreso, el de las rastas— "dio una patada" a un policía "causándole una contusión en la rodilla izquierda, que curaría en 5 días, sin baja laboral y con necesidad de una única asistencia facultativa." Esto último, que parece vete a saber qué, quiere decir que el médico visitó al agente una sola vez y no le dio la baja. El texto entre comillas es del magistrado instructor de la Sala Penal del Tribunal Supremo, Antonio del Moral, que ve en la acción de Rodríguez "bastantes indicios" de un delito de atentado y/o una falta de lesiones, y pide alfFiscal que acuse o sobresea. El titular es como El Mundo te lo explica. Te engaña, más bien. De entrada porque el juez no "envía al banquillo" a nadie —por eso da 10 días al fiscal— y él mismo dice que la instrucción nunca condena ni absuelve. De salida porque patear es un verbo escogido para dar la impresión que Rodríguez actuó como aquellos policías españoles saltarines en el Institut Pau Claris el 1-O, cuando el referéndum —y no.

Estas trampas son el pan y mantequilla día sí día también de este diario y de sus compañeros del trío de la bencina. Pasa lo mismo cuando La Razón utiliza hoy la palabra "hachazo fiscal" para describir el aumento de impuestos que prepara la ministra de Hacienda, María Jesús Montero. O cuando ABC dice que la ministra quiere "obligar a Madrid a subir los impuestos", cosa que no puede hacer con la ley en la mano, especialmente en algunos impuestos que menciona, donde toda la competencia corresponde al gobierno central. La foto que acompaña este título también está escogida para cabrearte ("¿De qué se ríe, la ministra esta?!?!", etcétera). Y así todo. Las elecciones en Madrid han alterado seriamente a los diarios. Sánchez, sin embargo, lo tiene difícil: si lo presentan como el señor que mete mano a la cartera vía impuestos, mientras que Isabel Díaz Ayuso es la que no te toca ni un céntimo...

Dirás que El País también da pena tratando de encontrar titulares que presenten una bella figura al gobierno de Pedro Sánchez y castiguen a los rivales. Ciertamente, ya hace días que las portadas del diario progre juegan este juego. Pero no mienten ni manipulan los hechos. Puedes pensar que es patético abrir la portada con un plan que consiste en una especie de "Barcelona Ponte Guapa" ampliado y actualizado, del que saldrán ganando las empresas que se dedican a obra civil, que ya sabes cómo se llaman. Los de siempre, vaya. Puedes pensar que es ridículo presentarlo con entusiasmo como parte del "cambio de modelo de la economía española", como el mismo diario decía ayer. Pero no es mentira. Todavía hay diferencias esenciales, no sólo de grado, entre vestir la mona y decirte que la mona (o el mono) es Miss (o Míster) Universo.

ME

ABC

LREP

LV

EPC

EPA

AHORA

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat