La policía española ha detenido a primera hora de esta mañana al alcalde de la CUP de Verges, Ignasi Sabater, y al alcalde de Celrà, Dani Cornellà, también de la CUP, por un delito de desorden público. También se han detenido nueve personas más entre las que hay miembros de los CDR y La Forja. Hacia la una del mediodía ha salido en libertad el alcalde de Verges y hacia las dos, el de Celrà, mientras que el resto de detenidos están saliendo con cuentagotas. Hacia las 15:00 horas, todos los detenidos han sido puestos en libertad.

benet salellas girona comissaria el nacional carles palacio

Benet Salellas delante de la comisaria de Girona | Carles Palacio

El abogado de los alcaldes, Benet Salellas, ha explicado en Catalunya Ràdio que una patrulla del cuerpo policial les esperaba esta mañana delante de sus domicilios para detenerlos cuando salieran para ir a trabajar. Los han trasladado a la comisaría de policía española de Girona donde Salellas no podía entrar mientras hablara en catalán.

Sabater y Cornellà están acusados de desorden público pero su representante legal asegura que no sabe "ni cuando se ha producido el desorden ni a qué hechos se hace referencia". De la misma manera, ha explicado que la detención no es lo más habitual en casos de desorden público: "por estos delitos te citan en el juzgado para aclarar los hechos, no te detienen".

Según el Tribunal Superior de Justícia de Catalunya, las seis detenciones están relacionadas con la ocupación de las vías del AVE de Girona durante el aniversario del referéndum del 1 de octubre. Añade que se trata de detenciones policiales y que, por lo tanto, no están ordenadas por un juez. El pasado 1 de octubre unas 400 personas cortaron des de las seis y media de la mañana hasta las nueve las vías del AVE en Girona para reivindicar el 1-O. Los manifestantes accedieron a los andenes rompiendo una puerta a pesar de la presencia de los Mossos d'Esquadra y de seguridad de la estación, que les intentaron impedir el paso.

Verges, en el punto de mira

Durante los últimos meses Verges ha sido víctima de múltiples ataques fascistas y de ultraderecha en forma de pintadas y comandos para arrancar lazos amarillos y esteladas.

En abril la fiscalía de Girona ya investigó al alcalde de Verges por un presunto delito de odio y discriminación contra "la nación española y el Cuerpo de la Guardia Civil" por la denuncia pública que realizó a los medios de comunicación de un pinchazo masivo de ruedas de coche.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat