La periodista rusa Inna Afinogenova, colaboradora del medio ruso progubernamental RT, ha hecho un contundente repaso a España y su supuesta "democracia plena". En un vídeo colgado a YouTube, Afinogenova contrasta el encarcelamiento del rapero Pablo Hasél con la autorización de la manifestación neonazi en el centro de Madrid. "Su prioridad tendría que ser corregir lo que se tenga que corregir para que cuando alguien diga que España es una democracia llena nadie pueda interpretarlo como un sarcasmo", ha aconsejado.

Así pues, la periodista rusa afirma que España es, ciertamente, una democracia "llena de contrastes" recordando que la detención de Hasél se produjo casi simultáneamente a la concentración de neonazis. "No son nazis por criticar a un inmigrante o una mujer. No, no. Son nazis de estos que si les preguntas si son nazis  te dicen que sí", ha dicho irónicamente. "Así, como si fuera normal en plena capital de un Estado miembro de la Unión Europea", ha apuntado.

Afinogenova pone mucho el foco en que la marcha neonazi rindió homenaje a la División Azul, hecho que provocó la condena por parte de la Embajada de Rusia en Madrid, la cual lo tildó de "inacceptable" en un comunicado. La periodista también se hace eco de las discrepancias entre los socios del Gobierno, ya que el vicepresidente segundo, Pablo Iglesias, aseguró que no había normalidad democrática, los ministros del PSOE lo replicaron. De hecho, el Ministerio de Exteriores ruso también ironizó sobre estas diferencias de opinión en el sí de la Moncloa.

Después de mencionar otros casos de vulneraciones de derechos en España como la paliza policial en Linares a un padre y una hija o el encarcelamiento de los jóvenes de Altsasu, Afinogenova recuerda que es delito injuriar a la Corona e insultar a la familia real. "No suena mucho como una ley de democracia plena. O de democracia plena, sí, pero como la de Tailandia", se burla.

Por último, Afinogenova se anticipa a las posibles críticas por su nacionalidad y la de su medio y revela que no es partidaria, por ejemplo, de la pena de prisión que se impuso a las miembros del grupo antigubernamental Pussy Riot. También insta a no fijarse en quién comenta y explica el malestar de muchos españoles sobre estos casos y anima, por contra, a trabajar para que las cosas cambien si no se quiere que la afirmación "España es una democracia llena" suene sarcástica.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat