El PDeCAT ha pedido la comparecencia de Josep Borrell a la Comisión de Exteriores del Congreso de los Diputados después de la crisis diplomática que se ha abierto entre el gobierno español y el de Flandes. El ministro de Exteriores ha decidido retirar el status de diplomático al delegado del gobierno flamenco en España por las críticas reiteradas del presidente del Parlamento de la región, Jens Peumans, a la actuación del gobierno español en torno al independentismo catalán. Borrell ha calificado las críticas de "inaceptables".

El diputado del PDeCAT Jordi Xuclà ha presentado una batería de preguntas al ejecutivo estatal en que cuestiona, entre otros, la imagen que hechos como este transmiten de España al exterior.

Xuclà también pregunta al gobierno de Pedro Sánchez si le "molesta" que en otros países europeos se hable de la situación política actual a Catalunya o que se le dé "apoyo". O bien si la política exterior del ejecutivo socialista se basa en acciones como la de Borrell si se hacen declaraciones "que no son de la índole del ministro de Exteriores".

Borrell ha anunciado también que convocará al embajador de Bélgica en Madrid, Marc Calcoen, para mantener una reunión con un poco más de contenido que las dos que ya han tenido lugar en semanas anteriores, también por críticas del presidente del Parlamento flamenco, donde había habido simples "advertencias".

En este sentido, el PDeCAT pide qué implicaciones tiene la expresión "un poco más de contenido" y si las reuniones del gobierno español con embajadores "se basan al amenazar" por unas declaraciones "en que muestran el apoyo a Catalunya". Las otras preguntas son si el ejecutivo de Sánchez piensa adoptar alguna medida en relación a la decisión de Borrell, o si considera que este hecho "contribuye a abordar el diálogo".

Además, el PDeCAT pregunta si la acción de Borrell es "una represalia" del gobierno español a las decisiones de la justicia belga sobre la euroorden del juez Llarena, que finalmente retiró, y, en caso afirmativo, si "es esta la independencia judicial que defiende el gobierno".

Finalmente, el partido también pregunta si el ejecutivo "practicará también represalias diplomáticas" a Alemania por las decisiones de la justicia de aquel país de rechazo de la euroorden de Llarena que finalmente también retiró.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat