Los dos diarios de referencia de la "vieja política", El País y El Mundo, piden elecciones en sus editoriales de este sábado, publicados casi simultáneamente a las 20:30 de este viernes. El Mundo ya había publicado otro, más tranquilo, hacia las dos y tanto. Se conoce que se han ido animando a medida que pasaba la tarde. Ambos editoriales van de la mano de Ciudadnos, la única fuerza parlamentaria española que pide elecciones. Los titulares son muy similares y bien elocuentes: "Elecciones anticipadas", dice El País; "Elecciones anticipadas para garantizar la estabilidad", El Mundo.

Muy floja de influencias va la Moncloa si estos dos diarios cargan contra sus puertas con este ariete y tanta fuerza.

Da la impresión que a El Mundo le sabe muy mal. Usa ese recurso tan castizo de despreciar y castigar mucho a un tercero antes de decir la suya. En este caso descuartiza y arrastra la moción de censura promovida por Pedro Sánchez y el PSOE, como queriendo evitar que nadie identifique la posición del diario con el dirigente socialista y sus aliados, entre los cuales, horror, las "formaciones nacionalistas e independentistas que lo convertirían en su rehén político". La califica de "temeraria", "precipitada e irresponsable", movida por "una irrefrenable ambición de poder", etcétera.

En resumen, que recibe más palos Sánchez que Rajoy. De hecho, le pide que retire la moción para "hacer política con los grupos del Parlamento que no cuestionan la legalidad constitucional".

Nada bueno

El País, en cambio, vacía dos o tres cargadores sobre el cadáver del gobierno del PP. Una vez leído el editorial, todo lo que queda por decir de Rajoy y sus ministros serían sólo insultos, cosa que el diario no hace. No le ve nada bueno, sin embargo: "[...] se juzga [...] la capacidad de Rajoy de seguir gobernando, y esto no puede basarse en posibles aciertos económicos del pasado sino en su autoridad política y moral; al día de hoy, ninguna". Buf.

Su competidor, vista siempre a la derecha, es más compasivo. Toca la cara al gobierno del PP, pero también le echa alcohol y un poco de perfume. "Al disolver las Cortes y convocar nuevas elecciones, Mariano Rajoy estaría actuando de manera consecuente, responsable y con la necesaria visión de Estado que se requiere de un líder político de talla europea", anima el diario. "No han sido pocos los logros de los que puede presumir este Gobierno. Sobre todo en materia económica. Nuestro país es uno de los que más crece de forma continuada en la Unión Europea y ha recuperado la confianza de los inversores extranjeros", agrega.

Cualquier acuerdo con los independentistas es para El País "una línea roja", claro que sí. Sin dirigirse directamente al PSOE, le advierte que la actual composición parlamentaria no deja otra salida que las urnas. Tabla rasa. El objetivo tendría que ser un gobierno que "rescate a España de la grave crisis política producida por la devastadora sentencia del caso Gürtel y el desafío secesionista". Y más adelante, remacha: "La atomización parlamentaria y la concurrencia de partidos que han apostado por la independencia unilateral a costa de vulnerar las leyes son elementos que dificultan la toma de decisiones", dice sibilinamente para desacreditar la moción de censura.

Sánchez, no

La cuestión es que si Rajoy no quiere disolver las Cortes y convocar elecciones, la moción de censura tiene que contar con el apoyo de Cs, que no se ha decidido y parece más bien que no la quiere (más aún tras leer estos editoriales). Si no, la mayoría para tumbar al gobierno sólo suma con los grupos soberanistas —y aun faltaría un diputado. A ninguno de los dos diarios les gusta la moción de censura porque, tal como están reguladas (son constructivas), pondrían a Pedro Sánchez y al PSOE en el gobierno. Con Podemos. Peor todavía, ¡con los independentistas!

El momento es de crisis, sí, en el sentido que lo entendía Antonio Gramsci: las cosas viejas no se mueren y las nuevas no acaban de nacer. Es una frase muy sobada del padre fundador del Partido Comunista Italiano. Lo que se olvida siempre es que Gramsci la termina con este aviso: entre medias, se producen muchos fenómenos insanos.

Para ambos diarios, especialmente para El País, siempre muy beligerante con Pedro Sánchez, un gobierno socialista en estas condiciones sería una agonía. Para más inri, no pueden convocarse elecciones mientras está viva una moción de censura —que, por otra parte, quien la presenta puede retirar a voluntad. La esperanza de los editoriales es quizás que el PSOE retire la moción, Rajoy convoque elecciones y que el PP y Cs sumen la mayoría. Y comieron perdices.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.

Suscríbete a ElNacional.cat