Òmnium Cultural ha presentado los retos que tienen las instituciones catalanas "para conseguir un país justo y libre". Y lo más inmediato que han subrayado es la investidura del próximo Govern de la Generalitat. El vicepresidente de Òmnium, Marcel Mauri, ha admitido que no les corresponde a ellos "marcar los tempos" de esta sin embargo "mientras tanto sigue este callejón sin salida". Por eso, hace un llamamiento a hacer un "frente común contra la represión" priorizando el trabajo por una amnistía y garantizar los derechos fundamentales como el de manifestación. Sobre la metáfora del callejón sin salida también da la receta para salir: "Camino amplio y compartido por la culminación de la república catalana" y desde Òmnium defienden que "no se puede negar ninguna vía siempre desde la no violencia".

Para hacerlo efectivo, Mauri asegura que es necesario que "todo el mundo se sienta suyo el proyecto". En el detalle de este se han remarcado aspectos como la cultura o la lengua "que han sufrido un retroceso en el uso social" y tilda la situación "de urgencia por unos retos que ya se han convertido en inaplazables". Òmnium tiene prisa y así lo ha hecho saber a los partidos independentistas presentes en el Parlament que suman mayoría absoluta, Esquerra, Junts y CUP. Pero también se ha dirigido a los presos políticos, los exiliados y la sociedad civil para no malbaratar un resultado "histórico" como el que dieron las elecciones del 14 de febrero, con un 52% de los votos independentistas.

"Tarea incansable del exilio"

La declaración conjunta de la Junta Directiva de Òmnium ha tenido lugar este sábado por la mañana en el Recinto Modernista de Sant Pau y, en paralelo a las demandas, también ha alabado la "tarea incansable del exilio" y "el esfuerzo de internacionalización ingente" del Consell per la República. Mauri concluye: "Todo el mundo es necesario y no se puede prescindir de nadie".

El documento presentado, Por un país culturalmente vivo, socialmente justo y políticamente libre, ya se ha avanzado que se darán todos los detalles en los próximos días. El vicepresidente de la entidad también ha lamentado que "quien tendría que hacer esta comparecencia es el presidente de Òmnium Cultural, Jordi Cuixart, pero justo ayer hizo tres años y medio de su injusto encarcelamiento"

Para recordar algunos datos sobre la represión. En Catalunya hay más de 3.300 personas represaliadas y 115 causas políticas abiertas, a pesar de los numerosos posicionamientos del Consejo de Europa o Amnistía Internacional, entre otros, para la liberación de los presos y el fin de la represión. El vicepresidente de Òmnium junto con la también vicepresidenta Clàudia Pujol han desgranado los principales retos de país que tienen las instituciones en términos de cultura, cohesión, lengua y derechos civiles y políticos, y ha puesto de relieve que también "algunos de estos retos corresponden a la ciudadanía y a la sociedad civil organizada".

Fotografía principal: declaración de Òmnium Cultural este sábado en el Recinto Modernista de Sant Pau

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat