La nieta de Lluís Companys, Maria Lluïsa Gally Companys, ha recibido este miércoles de manos de la ministra de Justicia, Dolores Delgado, una declaración de reparación y reconocimiento personal de su abuelo, Lluís Companys, fusilado en octubre de 1940 después de ser entregado por las autoridades alemanas al régimen de Franco. Este rechazo y condena fue aprobado por el Consejo de Ministros que se celebró el pasado 21 de diciembre en Barcelona. Con todo, el gobierno español todavía no ha aprobado la nulidad del juicio que condenó el president.

El encuentro entre la ministra y la nieta de Companys se ha celebrado en la residencia del embajador de España en México y se enmarca en el viaje del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y la ministra de Justicia a este país para dar el pistoletazo de salida a los actos conmemorativos del 80 aniversario del exilio republicano español. Con todo, Sánchez no ha acudido al acto.

El año 2009 el ministro de Justicia, entonces Francisco Caamaño, acompañado del conseller de Interior, Joan Saura, ya entregó a la nieta del president una declaración de "reconocimiento y reparación".

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat