Las reacciones desde Madrid al principio de acuerdo entre ERC y Junts no se han hecho esperar. Después de que las dos formaciones independentistas se hayan entendido para desencallar la investidura y conformar un nuevo Govern, desde La Moncloa envían un mensaje: que se abandone la unilateralidad y se apueste por el diálogo entre el Estado y la Generalitat. De hecho, la portavoz del Gobierno, María Jesús Montero, ha confiado en que la mesa entre los dos gobiernos, congelada desde hace más de un año, pueda volver a caminar dentro de los "límites del respeto constitucional".

En una entrevista en la SER este lunes por la mañana, Montero ha celebrado que se evite la repetición electoral y salga de la interinidad "en una comunidad tan importante como Catalunya". Si bien están a la espera de los detalles del acuerdo, la dirigente socialista ha "esperado que las tres formaciones independentistas hayan entendido que la conformación de gobierno tiene que comportar el abandono de las vías unilaterales". En este mismo sentido, ha deseado que "hayan aprendido de la etapa anterior", aunque la conformación del nuevo ejecutivo pueda estar cargada de "simbología".

Montero no ha escondido que preferiría un gobierno presidido por Salvador Illa, y que este hubiera podido intentar la investidura, pero desde La Moncloa "dan la bienvenida" al nuevo gobierno catalán que se conforme y "tienden la mano para el diálogo y para reanudar la agenda". Así, ha apostado por reactivar "cuanto antes" la mesa de diálogo entre el Estado y la Generalitat, "desde un clima y voluntad de querer avanzar" y teniendo en cuenta los "límites", empezando por el "respeto institucional". Ha insistido en que hay que abandonar la "confrontación" de etapas anteriores.

No se ha mojado sobre la carpeta de los indultos a los presos políticos, que sólo está pendiente del informe del Tribunal Supremo este mes antes de ir al Consejo de Ministros. La ministra-portavoz ha repetido las generalidades de los últimos meses, y ha remarcado que todavía se encuentra en trámite. Montero ha asegurado que, en todo caso, "no afecta al futuro de Catalunya".

En términos similares se ha expresado el ministro Miquel Iceta, que ha pedido al futuro ejecutivo "estabilidad", que "trabaje para el conjunto de los catalanes" y "disposición al diálogo". El titular de Política Territorial se ha mostrado "partidario de retomar la mesa de diálogo cuanto antes", una vez se haya producido la investidura de Pere Aragonès  y la conformación de gobierno.

Mejor sin Iglesias

Preguntada por la salida de Pablo Iglesias del ejecutivo central y de la política, la portavoz del ejecutivo central ha ironizado que "el señor Iglesias está mejor sin la coleta". Ha dado a entender que el relevo en Yolanda Díaz ha sido para mejor, y ha subrayado que tienen muy buena relación con la vicepresidenta tercera. "Creo que es bueno que las formaciones se vayan reinventando y aprovechando sus oportunidades", ha concluido María Jesús Montero.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat