El exministro de Exteriores José Manuel García-Margallo ha admitido hoy que advirtió a la entonces vicepresidenta española, Soraya Sáenz de Santamaría, que Alemania no era una buena opción para pedir la extradición. En declaraciones esta mañana en Catalunya Radio, Margallo ha expuesto el procedimiento de extradición parlante ,com a ejemplo, del caso del presidente en el exilio Carles Puigdemont.

El exministro asegura que hace dos años ya explicó a Santamaría que Alemania no era una buena opción para pedir cualquier extradición. "No entendí nunca que presentaran la euroorden. La ley alemana que invierte esta orden de detención excluye de la entrega a los ciudadanos que de alguna manera no disfrutan de todos los derechos al país donde tienen que ir", ha asegurado.

Sin embargo, Margallo ha ido todavía más allá y ha asegurado que el gobierno de Rajoy dejó que Puigdemont pasara por Finlandia, Suecia y Dinamarca antes de hacerlo detener, aunque afirma no poder demostrarlo. "El gobierno esperó que llegara a Alemania a avisar de dónde estaba Puigdemont, cosa que me chocó mucho," ha sentenciado.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat