El líder de Esquerra Republicana en el Ayuntamiento de Barcelona, Ernest Maragall, está convencido de que la Diada del 11 de septiembre será "masiva, con una participación inmensa", aunque el clima sea "diferente" y con "particularidades".

Maragall, en una entrevista en Ser Catalunya, ha destacado que la manifestación "acabará desbordando todas las previsiones más negativas", ya que "gran parte de la sociedad catalana está comprometida con una exigencia de liberación de los líderes encarcelados".

Sobre la unidad del independentismo ha considerado que "no es sencillo" gestionarla ante la "complejidad" de la situación, con varios liderazgos desde la prisión o el extranjero y teniendo que hacer frente a la "represión del Estado".

Inseguridad de Barcelona

El presidente del grupo municipal de ERC ha hecho un llamamiento a la "responsabilidad" y al "seny" del ayuntamiento: "Hagámoslo bien. Reforcemos a la policía. Actuemos en la calle o en el metro, pero de una forma que ni genere alarma ni actitudes xenófobas".

En este sentido, Maragall ha avisado a Ada Colau de que "están apareciendo voces claramente de extrema derecha que están aprovechando esta situación para pretender organizar vecinos y asociaciones en una determinada dirección, y esto es una responsabilidad de quien toma las decisiones en nombre de la policía".

Maragall también ha reiterado que "en Barcelona gobierna Pedro Sánchez" porque las decisiones y el tono del gobierno municipal tienen un "componente socialista" muy "explícito". Según Maragall, la crisis del Open Arms es un ejemplo, y ha criticado la "falta de liderazgo" de Colau.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat